Hermosillo, Sonora.-

La semana pasada presentamos el número cuatro de Crónica Sonora en esta variopinta ciudad, que podrá tener baches y faldilludos para dar y repartir, pero también personas interesadas en la observación, el debate y el deleite. De eso dimos prueba la noche del 26 de octubre en Librería Gandhi, que amablemente nos dio cobijo, con Óscar Grageda a la cabeza y un hermoso altar de fondo. Desde aquí nuestro máximo agradecimiento.

Como es costumbre, lo primero que hicimos fue servir el vino de honor, un suculento carmenere que encontramos de oferta en el Tosco (no regalaremos publicidad a nadie). Ya entonados, pasadas las 18 horas dimos inicio con un breve discurso de bienvenida a cargo del suscrito.

Acto seguido tomó la palabra nuestra invitada de lujo, la doctora Magaly Vásquez Montaño, hija pródiga de Nacozari, de la Unison y hasta de Crónica Sonora (CS), pues hoy que se codea con los grandes, allá en el Canal Once del IPN, todos reclamamos un tantito de paternidad o maternidad, aunque poco o nada tengamos que ver con sus éxitos en los campos de la academia, la historiografía o la comunicación.

Sus conceptos versaron sobre el pasado digital del medio, sin el cual es imposible entender su presente de papel, y la imperiosa necesidad de mantener vivo cualquier espacio para la libre expresión de ideas y opinión. Se advierte la generosidad de la historiadora y antigua colaboradora de Crónica, quien no obstante fue clara al expresar que no siempre ha estado de acuerdo con CS, lo cual pone hechos al discurso de pluralidad que enarbola como una de las piezas claves para comprender la relevancia de este proyecto editorial, cuantimás en estas agrestes tierras, diría cualquier cronista del siglo XVII que reviviera en el XXI…

Luego de la magistral exposición de Magaly, abrimos el micrófono al respetable y el primero en levantar la mano lo fue el también doctor -ya parece hospital- Juan Enrique Ramos y Góngora, quizá el más sólido suscriptor de CS desde la época digital, que aparece aquí arribita sosteniendo el ejemplar de marras. Para mi sorpresa, despepitó el número cuatro en un dos por tres: confirmó que al cuarto impreso lo componen artículos publicados en este mismo portal y otros nuevos que estrenamos ahí, en el papel. También tomó la palabra Ramón (ayúdenme con el apellido), de Caborca, celebrando «el poder del algoritmo que me trajo aquí, porque esta mañana vi una foto de un personaje urbano en Facebook anunciando la revista y esta presentación. Agradezco al algoritmo por haberme traído a esta excelente tertulia o bohemia, como la quieran llamar».

La dicotomía tertulia/bohemia expresada por Ramón (foto de arriba) se originó cuando el suscrito, queriendo adornarse como siempre, citó al profesor de Columbia University y articulista en Nexos, Claudio Lomnitz, que recién escribió sobre el irónico regreso a la tertulia como una salida al desprecio por la cultura y la educación superior a manos de un gobierno supuestamente de izquierda. Yo decía, implícitamente, que lo nuestro era una tertulia, pero Magaly contra-propuso el término «bohemia», por ser lo nuestro un evento de corte horizontal y no elitista, como sí lo fueron las tertulias que dieron pie a la guerra de independencia. Convenimos abrir el debate como abrir también otra botella de vino, convencidos que una bohemia sin ¡salud! jamás será tal.

Cierro este inexacto relato agradeciendo a cada una de las asistencias ese día, a todas las lecturas de estas líneas y a todas y cada unas de las nuevas aportaciones monetarias para que esto sigan siendo posible. De corazón, gracias. ¡Gracias mil!

Tarjeta para depositar o transferir a nombre de Crónica Sonora

Texto de Benjamín Alonso Rascón

Fotografías de Óscar Grageda y José Juan Cantúa «Momo»

Benjamín Alonso Rascón y Magaly Vásquez Montaño al final de la presentación

Flyer que circuló en redes invitando al evento

Foto que circula en privado invitando a suscribirse

Taza de suscriptor rellena de chocolate caliente, para que te animes a picarle en el siguiente botón:

 

Sobre el autor

Premio Nacional de Periodismo 2007. Director de Crónica Sonora. cronicasonora@gmail.com

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *