Los medios de comunicación en Sonora: un barco a la deriva


Nos complace anunciar el ingreso de Dolores Aragón a las filas de CS.

Con su participación engrosaremos la crítica de medios, tan saludable y necesaria en estos páramos del señor.



En la cultura mediática de Sonora se exhiben oscuridades: la ofensa utilizada como estrategia argumentativa, los “usos y costumbres” narrativos para desdeñar al otro y la exposición continua del absurdo. ¿Por qué esperar audiencias “a la altura” de las circunstancias cuando la conversación mediática es un juicio de valor por sí mismo?

 

Existe una evidente precariedad argumentativa en ciertos medios de comunicación, y algunos –no pocos, pero tampoco todos– “profesionales” del ejercicio, quienes cargan consigo banderas que ondean en aras de la mediocridad. Es un derecho de cada pluma y voz, tener posturas conservadoras o liberales. Incluso, los autores pueden asumir ideologías políticas partidistas. Lo que no se ha expuesto aún es que las ofensas no son argumentos sólidos para un debate público, son ofensas y ya.

 

Lo más grave de Telemax y Radio Sonora, al ser medios de Estado por tener una participación financiera del sector público, es que han venido arrastrando desde hace varios años ya, una serie de carencias presupuestales, falta de innovación e integración de nuevos perfiles profesionales.

 

El caso de Sergio Romano, uno de tantos, evidencia lo que no puede ocultarse: utilizar las viejas formas y formatos del periodismo no es funcional ante una audiencia mayoritariamente joven. El perfil dominante del internauta mexicano se encuentra en un rango de edad de los 6 a 34 años, según el XI Estudio sobre los hábitos de los usuarios de internet en México 2015, elaborado por la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI). Es evidente que no entienden a fondo el pulso social que deviene de la imparable globalización, tecnología, redes sociales y multimedialidad. La audiencia quiere interactuar y lo hará a toda costa, aunque los medios tradicionales segreguen información o ignoren la participación.

 

Las usuarios en internet se incrementan en todo México, las tarifas de telefonía móvil y los equipos tecnológicos reducen sus precios. A partir de este año, Telcel ofrece planes por 150 pesos mensuales con conexión a internet. Y por cierto, la estrategia va en función de ignorar, juzgar y hasta demeritar a este sector poblacional en expansión.

 

En Sonora hay una creciente exposición de comunidades virtuales: bloggers, youtubers, periodistas independientes haciendo sus propios cibermedios. Estos se encuentran segmentados por temáticas e intereses específicos. Algunos de ellos, con más audiencia de la que pudiera soñar Telemax o Radio Sonora en sus plataformas digitales.

 

Existe un sector anquilosado controlando los medios, son agrupaciones que utilizan el velo de la supuesta libertad de expresión y el libre mercado para acomodar(se) patrocinios, espacios y colocar voces; no sólo truncan el trayecto para las nuevas generaciones, retardan la necesaria transformación.

 

Desde mi perspectiva, son varios medios y algunos de sus personajes, quienes se exhiben cada vez más como un capital simbólico representando al poder gremial; habiendo en menor medida un capital cultural en aras de la transmisión educativa, participativa y con una visión humanista e integral en sus contenidos.

 

Aunque hay soluciones, de forma empírica detecto algunos campos de oportunidad que pueden funcionar en la reestructuración: la creación de políticas públicas en comunicación, indicadores para conocer el rendimiento y metas, así como la integración de nuevos perfiles profesionales al campo laboral.

 

Tengo la impresión de que los medios tradicionales en Sonora son un barco a la deriva, festejando en la distancia conquistas imaginarias y alejándose entre cada oleaje de la tierra firme en la que nos encontramos nosotros: la realidad social que debiese preocuparles.

Por Dolores Aragón

Fotografía de Benjamín Alonso

television - portada art lolita aragon


Etiquetas: , ,


Acerca de

Dolores Aragón es candidata a Maestra en Ciencias Sociales por la Universidad de Sonora, especializándose en investigación sobre comunicación. Trabaja un proyecto de tesis sobre el perfil profesional del periodista bajo el contexto global; brinda talleres sobre emprendimiento de cibermedios, difusión y aplicación de herramientas multimedia. Realizó una estancia de investigación en la Universidad de Santiago de Compostela en 2015 y fue ganadora de la beca Prensa y Democracia 2013 otorgada por la Universidad Iberoamericana.


'Los medios de comunicación en Sonora: un barco a la deriva' tiene 3 comentarios

  1. abril 20, 2016 @ 8:51 am Enrique

    Yo pienso qe las personas ya estamos siendo educados así para rompernos la madre en la busqueda de que otro no te gane, a buscar prejuicios y a enjuiciar. Quizas en los medios se nota mas por que es una fracción expuesta al deleite de los carroñeros, buen texto saludos

    Responder

  2. abril 20, 2016 @ 9:14 am Maik

    Claramente se ha observado desde hace años un decremento en la integridad de los sitios de noticias e información centrados en las redes sociales. Sitios que se han denigrado a compartir información amarallista y sensacionalista con el objetivo de obtener algunos «likes».
    Desgraciadamente la sociedad ha adoptado a estos medios de comunicación como una fuente de información verídica, aunque esta fuentes problamente sea «Hermosillo fail» o el sitio de «memes de Hermosillo», siendo éste último participe en las pasadas elecciones como señuelo para causar tendencias noticiosas en contra de un partido y a favor de otro, vendiendo al mejor postor su posición de numero de likes alcanzados en un determinado tiempo a través de su principal objetivo, según, el humor regional.
    Entre otros casos esta el sitio según de Carmen Aristegui, mismo que pretendió al principio darle seguimiento a las principales notas de la periodista y hoy en día se limita a lanzar imagenes sensacionalistas con la leyenda de «imagen que circula en las redes sociales» o «me ayudas a compartir?»…… En fin, uno de los principales problemas que incentiva la creación de estos sitios en las redes sociales son las mismas personas que al carecer de criterio, al encontrarse con tal encabezado y siendo este a favor de sus ideas, lo comparten como si fuera la verdad absoluta.

    Responder

    • abril 20, 2016 @ 2:01 pm HECKTOR

      Miles y miles de spots publicitarios a favor de iniciativas de gobierno son claramente un descaro de los medios, a ellos les pagan por maquillar la realidad, asi como existen perioidistas muy pocos con etica y moral inquebrantables existen otros muchos que son comprados. cito una frace » CUANDO SE DESCUBRIO QUE LA INFORMACION ERA VALIOSA, LA VERDAD EDJO DE SER IMPORTANTE.» EL GOBIERNO FEDERAL GASTA MILES DE MILLONES DE PESOS PARA DECINFORMAR O PARA OMITIR MILES DE NOTAS RELEVANTES A LA POBLACION ES PUES HOPY EN DIA LOS MEDIOS UN CIRCO MEDIATICO PODRIDO,PUTREFACTO TAN CORRUPTO COMO LOS GOBIERNOS POR QUE TAMBIEN VIVEN COMO PARASITOS ..

      Responder


Quieres compartir tus ideas?

Tu email no será publicado

Crónica Sonora