Etiquetas Universidad de Sonora

6

El día que me suicidé

Kennia Gálvez se suicidó y posteriormente -no antes- escribió este cuento ensayo para Crónica Sonora. Hoy lo presentamos gustosos y más porque viene acompañada de Carlitos Rodríguez “Mohamed”. Buen provecho ¿Cuál es la forma de suicidio más eficaz? Fue la primera pregunta que me hice la noche que planeé mi suicidio y funeral. Sí, quería acabar con mi…

3

Teatro para un río contaminado

La magia del teatro está en que cada función es irrepetible, porque ese mismo aire que respiran los actores y el público nunca es el mismo, porque cada puesta en escena es una ceremonia distinta donde el auditorio cambia y los ejecutantes ya no son los mismos de la vez anterior. Esta característica mágica del…

5

No lo vuelvo a hacer…

No era un sábado cualquiera: era un sábado de esos que dios diseñó como para ponerse until the flip-flops (como dijera Melania la inmigrante, en los tiempos del cuero a la vista), y el licenciado Óscar “El Polacas”© Holguín, sentado en la mesa 6 del Instituto de Cultura Sonorense (ICS) “Pluma Blanca”, frente a una…

0

La química de Heriberto

El único político sonorense que pudo hallar la fórmula para apoyar abiertamente a Guillermo Padrés, y continuar a pesar de ello ejerciendo su poder en tiempos del nuevo gobierno sonorense, se llama Heriberto Grijalva Monteverde. Y es que, contrario a lo que muchos pudieran pensar, el Rector saliente de la UNISON tiene la química para…

0

Homenaje (póstumo) a un homenaje (en vida)

El 5 de junio del año pasado, en el coloquio Horas de Junio, la Universidad de Sonora le otorgó un merecido reconocimiento al escritor Ignacio Solares por su destacada trayectoria en el ámbito de las letras contemporáneas en México. Por esos venturosos azares del destino me tocó compartir y departir casi una hora de plática…

2

“El teatro es una fiesta”

Silvia Maytorena fue a Bogotá y se intoxicó con una arepa. A cambio de eso devoró teatro y del bueno. Generosa, como es ella, nos comparte su experiencia colombiana en prosa y fotografía. Buen provecho, parceros.   Apreciar la gran diversidad escénica de Colombia y su hermosa tradición teatral en quince días, en solo una…

0

Jarocha

Amalia Zamudio tenía veinticuatro años de edad y los había vivido muy de prisa. Tenía un hijo en el kínder y uno más que era parte de un recuerdo fatal. Emigró de Veracruz siendo una adolecente a esa tierra afamada por un caballo ligero y un grupo de música rock: Agua Prieta, Sonora. Llegó con…

Crónica Sonora