What about Las Fiestas del Pitic?


Hermosillo, Sonora.-

¿Por qué estuvieron chilas las Fiestas del Pitic? ¿Porque fue mucha gente? ¿Por el programa? ¿Porque hubo mejor difusión? ¿Porque tenían muchos drones para tomar fotos? ¿Porque estuvo a toda madre el clima? ¿Porque las anteriores estuvieron pal perro? ¿Porque es tu amiga la directora del IMCA? Estas y otras preguntas serán respondidas pronto en Hypatia.

Así invitó Iván Ballesteros desde su face al conversatorio (¿Quién se habrá inventado una palabra tan mamona como conversatorio? ¿Cómo es que la pusimos de moda?) celebrado el pasado Viernes en la librería salvaje, WHAT ABOUT LAS FIESTAS DEL PITIC. ¿Qué se dijo ahí? De entrada, los criticos coincidieron con el giro de “la opinión pública”: de una desaprobación viceral al reconocimiento entusiasta. Vuelve a dar gusto pronunciar “Fiestas del Pitic”  y esto gracias a la gestión liderada por Diana Reyes en el IMCA. Mas, todo es perfectible y en esta edición un fantasma asoma la cabeza: el fantasma del empresariado. Malo sería que no hablaran de uno, dijera Wilde.

Tres temas se desarrollaron: esencia y finalidad de las fiestas, participación de artistas y foros locales, el papel de la opinión pública. 

  1. 1. Herbal Essences

¿Cuál dirían ustedes que es la finalidad de las Fiestas del Pitic? Notamos que en esta edición hubo un intento consciente de las autoridades por recuperar la esencia de las Fiestas ¿Creen que esto se haya cumplido? Pregunta Mireya, en su calidad de moderadora.

Las voces se estiran atrapando la cuestión, dos ideas penetran hasta este teclado: el arte como medio para reapropiarnos de lo público; el arte como generador de espacios de convivencia. Las Fiestas del Pitic son el bombardeo de propuestas para muchos desconocidas cuya estética termina por ablandarnos, el individuo se integra masa ¿será lo trascendental del arte lo que actúa como agua que nos iguala? Buika baja la lumbre del sol a tu corazón

y te esparciste por las calles venciendo distancia, la cotidianidad fue humo. 

La calle está ahí. El mundo ajeno. Conjunción de cosas privadas y estatales que nos aparecen extrañas cuando no opresoras, hostiles. Los otros. Nuestras relaciones perfilan al ser tanto como lo ocultan, las máscaras con que el Yo atraviesa los campos de su cotidianidad merman su sensibilidad. Pero salitre somos y en las Fiestas germinan sonrisas, cierta hermandad, al espíritu baja un vendaval de música y teatro, de bullanga y paleta artesanal. Tu forma de andar despreocupada, embelesada: andar entre la masa es volverse raza así seas fresa, chero, poeta o morrodelcerro. ¿Cuántos no fueron a los Ángeles Azules por su promesa de multitud? Lorena insistirá en lo maravilloso que es ver familias caminando todos y cada uno de los rincones del centro a media noche, plazas, calles oscuras de inseguridad.

Sí, se avanzó en reandar el camino. Esta vez la gente no fue expulsada por del puesterío que ofertara las sobras de la Expo like en 2018. 

Y se avanzó en lo interno: Diana trató a la comunidad culturera con respeto, dejando atrás al innombrable español cuyo mayor mérito fue provocar la rebelión de la artisteada: lxs artistas, comunmente pasivos y comodinos, nos dijera el Cabral, fueron y son capaces de sacar los dientes cuando su ser artista es tras tocado. Lo mismo pasó con un compa cheff cuando me metí con su forma de hacer sopazteca. Este año se recuperaron las formas.

¡La esencia de las Fiestas, pues, no es la cartelera en sí sino la convivencia que esta propicia! Y en este caso forma es fondo: el ambiente se va genera entre todxs. La espectacularidad del asunto es sobrevalorada por quien no comparte la vivencia ¡Es la vivencia lo que hemos de comunicar! Y como en cualquier fiesta, la logística juega un papel clave en la vivencia.

2. Justicia es Discordia

¿Cuál es la importancia de incluir artistas locales y escenarios que se han creado en años recientes? (Por mencionar la calle Sufragio Efectivo, como trata Ceniceros en su columna) Y ¿qué opinión tienen sobre el “escenario joven” trasladado a la Ruina? Mireya increpa con voz y ojos.

Al unísono festejamos la inclusión de espacios que lxs compas han forjado año con año, y no todos son espacios son físicos dijera el Cabral: se incluyó al Vice, Las Fiestas de la Música, Reto Lector, se sintió la influencia del Xepe an Cöicoos. Estos esfuerzos prueban de que la cultura es obra de todxs, el Estado administra no innova. ¿Y cómo no iban a darle su lugar a la raza si las críticas se redoblaron al son de aprende algo Municipio tras la Fiesta de la Música maravillosamente organizadas por Pavel y sus amigos el años pasado? 

Respecto a la Sufragio, caracterizada ahora por el teatro, Hermes pidió una mención especial como calle y no foros en una calle, ya ven que él y Paulo Galindo traen la cura del “mini Brodway” de Hermosillo. Mas no todo es luce puro en la Sufragio.

Dicen los compas que su apertura se debe a causas políticas como a causas políticas se debe el cierre de su hermana, la calle Obregón, y con ella la cancelación dese hermoso recorrido hasta el Madero. El recorrido más viejo de la ciudad, por cierto, el de Catedral a Capilla del Carmen. Este año las Fiestas se acabaron en la Barraa Hidalgo, el Parque, la Capilla, Taza Madero, Casa de losDuendes, Cuervo Charro e Hypatia al margen ¿alguien recuerda la hermosa música de cámara en la Capilla? Yo, que entiendo poco, no capté la causa política en su cierre, aduzco en cambio que este fue consecuencia de llevar el “escenario joven” del Madero a la Ruina. 

En contraparte, la Muestra de Teatro pasó del Auditorio Cívico, donde la organizaba Sergio Galindo, al Mentido, donde la organiza Sergio Galindo, con la diferencia de que en uno caben 400 y en el otro 40, de que en uno el organizador es funcionario y en otro propietario. Respecto al peso del capital político el buen Hermes no dijo nada, una lástima, ya que trabajando para Movimiento Ciudadano y por ende para Casa Madrid, seguro hubiese tenido algo que aportar. Obvio, no deja de celebrarse la inclusión de la Sufragio; ya en el conversatorio de 2018 Hilda Valencia pugnaba por que las Fiestas se extendieran a esos foros que gente como ella, en la creativa Casa Andamios, construyen día a día. Alguien recordó las palabras del Gerardo Peña “si la medicina no es para los doctores ¿por qué el arte habría de ser para los artistas?”. Un tremendo ajá se escucha: en gestión pública el objetivo es el Pueblo no los empreartistas, así sean tus compas. 

El mostro de las Fiestas crece y su desarrollo hacia la SCOrganizada es tan lógico como su desarrollo hacia la IP chiquita y grandota. La cosa está en el cómo.


Por cierto, apoya el periodismo local

Banamex 5204 1652 3610 0099


Justificados en la ausencia de recursos federales, el IMCA se refugia en empresarios y otros seres extraños para traer a los Ángeles Azules y a la Maldita. Miedo me da el éxito, confesara Cabral diciendo lo que muchos sentimos, pues el experimento ¡funcionó! “esperábamos 10 mil para un máximo de 14 mil y llegaron 21 mil”; y el Alex sabe pues coordinó ese foro. 

¿Qué es lo funcional? La capacidad de cumplir una función, no la capacidad de satisfacer una necesidad. La rueda roda independientemente de a quién satisfaga, tu compu sirve seis meses al cien aunque tu necesidad sea siempre. Y cuando alguien habló de donativos, el publico corrigió: inversiones.

¿Satisface a la raza el foro de la ruina? Más acá de baños y cheve insuficientes, de 21 mil que asistieron al menos 11 mil se perdieron de las Fiestas, es decir, del Centro Histórico y el resto del programa.

Celebremos quienes somos, es el slogan de la última edición, pero la segregación de la juventud rockera sigue siendo el único rasgo invicto Fiesta tras Fiesta y este año aumentó 3 kilómetos. Peor, una segregación oculta en la gentrificación, sabemos que la estética hipster no por emular a lo pobre deja de excluir a los pobres. Claro, ya ni jóvenes somos los seguidores de la Maldita, matizara Argenis. 

ALM qué rico está el Café Valhalla, cáiganle.

Hay cierta injustica, cierta imprudencia, en permitir cosechar a la gran IP, a quien la culturización de la raza no le interesa, lo año con año y día a día ha cultivado la gente, la OSC, la pequeña y mediana IP, la banda cuando le toca servir a la nación (el pendejo de PeñaNieto también funcionaba funcionario, pa los gringos). Es ahora cuando hay que llamar la atención en esto, previniendo que las Fiestas se nos gentrifiquen ocultas en un gran programa y notas de cuantiosas muchedumbres.

Y es que a las autoridades les piden indicadores cuantitativos a la hora de gestionar: métamonos pues a incidir sobre esos criterios. El culto a la cantidad sacrifica calidad. ¿Estamos negando con esto la pertinencia de las multitudes? Para nada, comenzamos el texto maravillándonos por los ríos de gente cuando los Ángeles: lo esencial es la relación entre ciudadanos y de estos con el mundo que las Fiestas provocan. Hermosillo, como cualquier ciudad, grita por conectarse al mundo, que no es igual a ser enterrada por la globalización del capital, de la cultura de la basura, del mundo de las cosas.

El arte humaniza, el entretenimiento apendeja.

Que feito dividirse entre Chucho Valdez y la Maldita Vecindad, que feito que miles se perdieran de iniciarse en la música del gran Chucho. 

El buen Hermes se inspira en Barcelona pa idear un equilibrio: que las ruinas hagan sus eventos a las 12 como ahora lo hace la Bohemia y la Verbe, y quien se quiera ir a poner una pedota rockera a esa hora, adelante. Y alguien dijo que Barcelona está lejos pero sabemos que la cultura se da por intercambio y promiscuidad, digo, contagio.

Tampoco “Maldita” parece suficiente argumento para decidir llevar a la ruina un escenario. Óscar Mayoral, quien ago sabe pues él mismo ha dirigido el IMCA, nos recuerda que las Fiestas en si mismo convocan ¿tú no tienes compas que van a ver qué les toca? El narró de un bato que aplaudió a un artista desconocido y decidió esperar sentado por el otro desconocido preguntándole quien era. Pero qué te voy a decir a ti, lector dermosillo, si el poeta eres tú.

Complementando: haría falta elevar las expresiones de artes no musicales, dijeron varios. Iván Camarena afirma que la poesía nunca había tenido tal peso en las Fiestas, pero apenas es un inicio. Argenis relata cómo el fue asaltado por la danza contemporánea, arte que él no hubiese buscado y del cual es hoy un firme seguidor. Esos foros callejeros te agarran desprevenido y no te sueltan: ¡más teatro en calle por favor! 

Instantes antes del conversatorio, no faltó la reportera que acudiera en calidad de no-reportera y que también piensa “conversatorio” es una palabra mamona “moda chilanga” a sugerir que disimulen mejor: quéseso de recliclar artistas invitados al FAOT y otros fests organizados por el mismo personal. Hasta la Buika lo dijo en conferencia de prensa “somos friends”.

Luego se habló de la mafia que organiza las carteleras de un festival y otro a lo largo del país, y como esta mafia está conectada a otra transnacional. ¿Viviremos en una conspiración amigos!?

3. Vox Populi

¿La opinión pública jugó un papel en la planeación de las Fiestas del Pitic 2019, logró influir? Por otro lado ¿Creen que existe la censura, o peor aún, la autocensura por parte de artistas, de la “comunidad cultural”, a la hora de reconocer o criticar el evento? 

A huevo que jugó un papel. La Diana Reyes respondió con acciones a reclamos acumulados en la administración anterior, muy bien. Claro, como nuestros compas son intelectuales, disertaron respecto a qué es la opinión pública, y si esto se iguala a la prensa, al menos a la prensa masiva, pues hay que apurarnos a generar contenidos, comunicación. Figúrense que esas notas sólo registran números y fotos estruendosas en la sección de Espectáculos, y la gente de Espectáculos es tan babosa que cree que La Maldita Vecindad es un grupo y los Hijos del Quinto Patio otro (!). 

Autocensura, poca. Aún hay, por miedo a perder posibles chambitas as always, pero insistimos en que la liberación fue el mejor legado del español, que no su voluntad. Más acá: hay que meterse ahí a donde se toman las decisiones, ¡meternos y no salirnos! Esto no significa estar bajo nómina sino estar en diálogo constante con los que firman. Incluso se ha hablado de delegar la organización a una oficina especial pues un IMCA dedicado a un festival está raro, o mejor aún: a una especie de patronato o comité que garantizara la continuidad. Siria, adusta, advirtió el peligro de generar una nueva mafia. Y se dijo que si cargos rotativos serían un candado, la mejor defensa del peligro era la conciencia del peligro mismo. Más allá: aquí podríamos estar diciendo las verdades más hermosas, señalara Óscar, y podríamos estarlas diciendo sin que nadie las pelara.

-Invitaste a la Diana?

-Sí.

-Qué dijo?

-Que haría todo lo posible por venir.

-Dijo lo que tenía que decir.

Y como nadie prometió una nota, Hermes dijo que sí pero que no sabía cuándo, pos les traigo esta canción. Lorena recordó la transmisión en vivo del conversartorio del año pasado, lo vio ella desde Taza Madero, dice que gente como Diana debió haberlo visto, yo nomás miraba el tripié guardado con ganas de que todo terminara ¿Cómo ven?

Y pues así. Nomás decirles que en 2018 abrimos la casa morada con el conversatorio de las Fiestas del Pitic y con dicho conversatorio la cerramos en 2019. Nos vemos en Septiembre con la presentación de la Mitocondria. Y que no se pierda la buena costumbre de la dignidad plebes, el futuro es nuestro porque el hoy también. Putxs.

Por Paco Alonso

Nota del autor: El presente es producto de la colaboración con de Mireya López y Allán Peña, cuyas notas y fotografías le hicieron posible, mas no intenta presentar sus opiniones. Tampoco las de Óscar Mayoral, Lorena Enríquez, Argenis Valenzuela, Hermes Ceniceros, Alex Cabral, o del ilustre público que tomara la palabra: Siria Spodit, Ingmar Sau, Juan Izaguirre, Amelia Moya, R Hinostroza, etcétera. En ocasiones referidos, siempre robados, ante todo me sirvo de sus pensamientos para elaborar los propios. Gracias, plebes.



Acerca de

Vende libros, les manda saludos, viva Villa Juárez.


'What about Las Fiestas del Pitic?' 1 comentario

  1. junio 11, 2019 @ 4:31 am Yadira Cota

    Me quedé esperando la conclusión…fue arte o entretenimiento la esencia de las fiestas del Pitic??? Muy evidente también la respuesta… Y muy atinado el retomar la frase el arte humaniza y el entretenimiento apendeja… Acepto que fue un programa muy rico, se reconoce y agradece la experiencia de la directora y sus colaboradores, sin embargo para mí hubo un 75% de entretenimiento… Y se buscaba entonces el entretenimiento con qué fin… Fácil…
    Saludos!!!

    Responder


Quieres compartir tus ideas?

Tu email no será publicado

Crónica Sonora