Sobre Letras y Cuerpos: Nohbords


Hermosillo, Sonora.-

En la séptima Semana de Letras y Cuerpos, organizada por Antares Danza Contemporánea, se han llevado a cabo una serie de conversatorios con personalidades sin duda relevantes para la escena de la danza en México y para ciertos ámbitos internacionales -no los menciono porque aquí dejo el programa-, además de la presentación de FUEYO, de La Manga, con la participación de Miguel Mancillas y Gabriela Medina, única función hoy viernes 8 pm. Tuve la oportunidad de presenciar esta pieza en el Teatro de la Danza Guillermina Bravo, en el DF, y sólo puedo decir que no se la pierdan, de verdad.

Al grano. Fui a la charla de lunes y martes, la del lunes no la pude terminar porque tuve que salir antes, entonces hablaré sobre NOHBORDS, tomaré como pretexto algunas de las ideas que rescato para hablar de algunas carencias en la producción de arte contemporáneo en Hermosillo, y quizá en México, sobre todo en lo que concierne a artistas jóvenes (y en general).

La falta de interés o habilidad para la participación por parte de los artistas en la producción ejecutiva sesga la distribución y la calidad de las puestas en escena: con calidad me refiero a la posibilidad de realizar los montajes sin tantas limitaciones económicas, es decir, pagar a un personal que aporte elementos esenciales a una obra profesional, el vestuario, escenografía, publicidad, permisos, foro, registro del evento, transportación, viáticos, presupuesto, etcétera, toda la parafernalia que implica hacer una puesta en escena. Claro que siempre habrá limitaciones pero lo ideal es reducirlas para ampliar el potencial artístico del hecho.

Fotografía de El Galo

La dupla de Mauricio Rico, director ejecutivo, y Diego Mur, director artístico, de NOHBORDS es un ejemplo de una estrategia contundente. En lo que concierne al arte, a la estética, el estilo de las propuestas, que por cierto abarcan diferentes planos del arte. Podemos decir mucho, se nota que, como dice Diego, inició en la fotografía. Es evidente un refinamiento en la capacidad isóptica para designar líneas en el espacio, una elegancia cromática y lumínica y una relación estrecha de la acción corporal para con el hábitat -en especial en “ECOS” filmada en la casa del Arquitecto Luis Barragán-, se gesta una suerte de armónica  melancolía que recuerda propuestas alemanas, suizas, nórdicas, francesas, entre otras, es decir, más un estilo limpio, abstracto y europeo que aventado, explotado y latino -por mencionar un punto de comparación-.

Me atrevo a especular que usan un método y procesos similares a los que propone Eugenio Barba con la Antropología teatral pues veo detalles de danzas pre occidentales en cierto continuums de sus piezas tales como pueden ser las danzas Sufi, Balinesas incluso nativas americanas o africanas.

Fotografía de Pablo Astorga

Pude ver Raised by Gods en el marco de las TJ nigths en el 4×4; honestamente, había una calidad bastante nivelada en las propuestas, pero sin duda esta dejó a todos con la boca abierta, el rojo de los vestuarios, el riesgo, la sincronía, un placer. Rosario Manzanos, crítica de danza, incluso emitió una publicación donde abogaba por la victoria.

Además NOHBORDS sale del foro tradicional y se apropia de la tecnología y los multimedios, se abre puertas en plataformas tan importantes como NOWNESS y the Architecture and Design Festival in New York llegando a gran cantidad de personas alrededor del mundo, sobre todo gracias a su cuentas de instagram la cual dicen “no es para subir selfies, es un portfolio”, no quiero darles el CV de estos sujetos pero sí reconocer el alcance de una buena organización.

Ilustración de Mauricio Ascencio

Se habla mucho de las implicaciones artísticas y claro, es el fin, y para lo que mucha gente trabaja por meses o a veces años.

Nicolás Celis en un taller de producción nos comentó que empezó produciendo películas para amigos suyos que eran alumnos del Centro de Capacitación Cinematográfica mientras que el no era alumno de ahí, sin embargo él era el más alivianado a la hora de dar las vueltas, poner gasolina, apoyar con dinero personal y todas las cosas de logística random que tiene que hacer un productor joven; a fin de cuentas su trabajo rindió fruto pues aunque los maestros decían que la película que habían hecho era fatal, horrible y no sé qué tanto, terminó ganando una palma de oro en Cannes y ahora para no hacerla muy larga trabajó con Cuarón en su última película Roma.

¿Qué quiero decir con esto? es fácil reconocer el buen trabajo de Diego, es casi un lugar común, hay que decirlo, este vato tiene talento, buen gusto, estilo y seguridad, y me pongo a pensar, ¿Cuántos proyectos de artistas mexicanos -o de cualquier lugar- quedan en el camino o no llegarán a estas plataformas o a ninguna por la carencia de una producción de calidad?

Como lo señaló Diego, muchos artistas no se quieren involucrar en la producción, o no saben o no les gusta o simplemente no quieren. La verdad que mi poca experiencia en esto, es un rollo muy cansado y como toda burocracia o noción administrativa puede ser complicado aburrido y tardado (en el peor de los casos), sin embargo es necesario, indispensable, primordial y más para llegar lejos y sustentarse en este particular mundo del arte en el que todos los ajenos a él creen  no es posible sobrevivir, que todos los artistas se mueren de hambre, que tienes que estar en Hollywood o ser Bad bunny, no sé.

Pues les informo que es posible sobrevivir, amigos artistas, hasta vivir bien, es un reto pero es posible, y todo está en la vinculación, creo, lo más importante para el éxito en el campo de la distribución es encontrar a una persona como Mauricio Rico, quien tuvo su formación en el teatro, luego estuvo en Ópera Prima y ahora trabaja con Diego, la verdad no conozco a Mauricio pero mis prejuicios me dicen que es una persona asertiva, responsable y ambiciosa que se arriesga y apunta a lo más alto poniendo un suelo fértil para que florezcan las imágenes de Diego, -siempre poniendo algo de su cosecha claro- . Mur, se formó en el Núcleo Antares, alumno de Miguel Mancillas e Isaac Chau y se ha desarrollado individualmente en otras áreas lo que compone una serie de herramientas geniales.

Cierro invitándolos a producir, gestionar, entrar en convocatorias, pedir apoyos, todo lo que se pueda, hay talleres de producción sí pero la mejor manera de aprender, como todo, es la práctica, prueba y error y la seguridad en el proyecto y en la estrategia con que se vincula la negociación, como dijo Mariano Ducombs en el reciente taller de negociación estratégica siempre es necesario ver por ambas partes, no agacharnos como artistas, estar orgullosos de nuestro proyecto. Quizá también quitarnos el chip del que no tranza no avanza o la noción de ganarle al otro y ver de qué manera la relación de dos partes y el beneficio de ambas puede beneficiar a una tercera o cuarto y así sucesivamente hasta el infinito y más allá.

Posdata. Vayan a ver “FUEYO” y todas las actividades de Letras y Cuerpos.

Por Sebastián Maytorena

Fotografía de Paulo García



Acerca de

Sebastian Morto/Maytorena Orozco (Hermosillo, 1994) es escritor de arte. Cursa la licenciatura en Letras Hispánicas en la Universidad de Sonora, misma en la que realizó estudios de Artes Escénicas. Dirige la Revista Campobello 30-30, ha publicado en Revista Háyaza y en medios digitales como La Jornada online. Vivió en San Francisco, California y en la Ciudad de México. Se ha desempeñado como director de Desierto Imaginario en colaboración con Plataforma Colmena, Quiatora Monorriel, Centro Estatal de Trasplantes, la Universidad Durango Santander y Universidad Lasalle del Noroeste, presentando obras en Sonora y Sinaloa.


'Sobre Letras y Cuerpos: Nohbords' has no comments

Sé el primero en comentar!

Quieres compartir tus ideas?

Tu email no será publicado

Crónica Sonora