El Reino de Narciso


El doctor Barajas discurre sobre el amor propio llevado al extremo y sus idólatras.

Veamos


Varias fuentes confirman que el viejo Carranza, al verse acorralado por los ejércitos de los generales Villa y Zapata, salió huyendo hacia Veracruz en un tren donde cargó varios carros con valiosísimos objetos que robó del Palacio Nacional, entre los que sobresale la que era en ese entonces la silla presidencial. A los generales combatientes les causó mucha risa enterarse de que el viejo hubiera cargado hasta con la silla, y una vez tomado el Palacio, tuvieron la ocurrencia de desempolvar la silla imperial de Maximiliano y se tomaron la histórica foto, nomás para herirle el ego al narciso Carranza. En el registro de la imagen, Villa se enancha y sonríe despreocupado frente a los espectadores, mientras Zapata mira a la cámara sereno y amenazante.

https://i2.wp.com/www.hotelroomsearch.net/im/hotels/es/villa-zapato-12.jpg?w=1200

Sin embargo, el narcisismo épico de los gobernantes mexicanos no empieza con el de Venustiano ni con el del usurpador Victoriano Huerta, basta tener presente que, en ese sentido, ambos personajes no son ni la sombra del dictador Porfirio Díaz, principal responsable de entrenar al pueblo mexicano para no cuestionar autócratas ni abismos sociales.

Valorando la historia uno podría concluir entonces que ser narcisista puede ser cuando menos un buen negocio, sobre todo en el asunto de la política, lo cual puede ser cierto, pero obviamente no para todos. En la actualidad, la mayoría de los jóvenes que incursionan en la política mexicana resultan ingenuos al confundir el sonido de grilletes y cadenas con el de las moneditas. Esto es a causa de la misma cultura narcisista que se gastan los partidos, sindicatos y mafias afines; el camino está bloqueado permanentemente por fósiles o vacas sagradas, o la fila de pequeños narcisos es muy larga para obtener los codiciados puestos de funcionario público.

La realidad es que el narcisismo político, lejos de orientarse como un mecanismo de purga sistémica, ha privado al pueblo mexicano de una saludable y honesta carnicería política, en donde se pudieran extirpar los tumores y las gangrenas. Todo lo contrario, la realidad es que ahora nuestros políticos son como las telenovelas: intocables, inmovibles, vitalicios.

Hay un dicho popular que resume: “Para que haya un cabrón, tiene que haber un pendejo”. La contraparte del narcisista es el adorador, y el pueblo de México es adorador por excelencia, originalmente de los narcisos religiosos y ahora en la modernidad de los candidatos políticos también. La transición ocurrió cuando les permitimos tapizar las calles con sus fotos y apellidos, levantar espectaculares y salir en la televisión, todo con el pretexto de hacer campaña.

La instauración de la cultura del narcisismo político como la directriz en la administración pública de México ha sido un estratégico proceso de condicionamiento operante del cual la población apenas está cobrando consciencia para empezar a defenderse, tomemos como ejemplo la actual exigencia de la sociedad civil para decretar una Alerta por Violencia de Género en el estado de Sonora; la respuesta de aplazamiento y encubrimiento por parte de los aparatos de gobierno es una clara muestra de ese narcisismo aberrante, que insiste en decirle al pueblo que sus necesidades y dolores no son importantes, que su voz no existe.

Fuera de la incomprensible y suicida adoración de los mexicanos hacia sus instituciones políticas y gobiernos, el ciudadano promedio también se da el gusto de hipnotizarse frente al espejo para terminar lamiéndose las pelotas, se trata de los pequeños narcisos y sus respectivos power trips, para quienes he preparado un breve y suculento:

Power Trip Manifiesto*

En una banqueta sin sombra de Hermosillo, a las 2:00 pm en un caluroso día de noviembre, un grupo de morros se arremolina y corea el apodo de uno de los dos que pelean, ‘!Choooky, Choooky, Choooky!’ Aclaman al Choky, porque si se ensaña lo suficiente, este puede ser su quinto knockout del año; el cuerpo bofo y gelatinoso de su víctima rebotando en las planchas rotas del erosionado cemento anticipa el resultado del primer y único asalto en el periódico espectáculo que maestros y alumnos comentan por meses.

Juan se siente “especial” porque fue a comprar ropa, comida y chácharas a Tucson.

En una oficina gris, una mujer ejecutiva se maquilla, entregándose a un peculiar estado de excitación mientras le platica a otra mujer más joven, aquella ocasión en la que se dio el gusto de despedir a una cajera de una sucursal bancaria, su decisión fue resultado de juzgar la manera de expresarse de dicha cajera como vulgar, y más importante, atribuirlo a un sospechado, pero nunca confirmado estado de ebriedad.

Las patrullas de la policía estatal activan luces y sirenas cada vez que entran y salen de la colonia, para avisar y darle tiempo al respectivo tirador de droga para que se oculte, prepare la cuota o realice los ajustes pertinentes y que su operación continúe sin molestias o percances.

La cofradía del santísimo niño de atocha se ha reunido esta mañana para darle la reglamentaria vuelta al rosario y posteriormente hacer pedazos la reputación de dos jóvenes estudiantes foráneas que han tenido fiesta y romance la noche anterior en el pequeño cuarto que rentan en el patio de la casa de una de las beatas.

El ingeniero echa de madres mientras retira mierda de la suela de sus botas confeccionadas en piel de rinoceronte blanco, para finalmente abordar su troka 4×4 modelo platinado edición limitada, se sienta al volante y continúa verbalizando su ira exacerbada, pues la construcción de su proyecto encuentra un gran obstáculo pues hay dieciséis frondosos árboles de mezquite, palo fierro y palo verde en el terreno, lamenta que por ser especies protegidas se encuentre obligado a respetar sus vidas y se propone con firmeza continuar luchando contra todos los obstáculos en sus planes.

Queman las puertas de la catedral metropolitana, al día siguiente hay nuevas puertas y cámaras de seguridad flanqueando el edificio.

En su estado de feisbuc, una mujer considerada guapa por muchos, publica una amarga queja pues todos los hombres en su vida le han tratado como un objeto sexual, su amiga considerada fea por muchos y que aún es virgen a los treinta años de edad, es la primera en otorgarle un laic (el más preciado, la figura de corazón).

Una pareja joven decide tener hijos, los motivos; ella no se quiere aburrir nunca más y a él le entusiasma la idea de hacer su propia gente para gobernarla.

Rosa tiene la única tienda de abarrotes en una colonia muy desolada, por eso infla los precios a su antojo, en simultaneo empiezan a construir un Oxxo y un Extra a dos cuadras.

El joven estudiante de universidad medita durante el regreso a su casa, después de las cervezas con sus amigos, qué de todo el grupo, es el único con un futuro prometedor.

Sentados a la orilla de la pequeña fogata donde se calienta el agua para las sopas maruchan, tres albañiles discuten acaloradamente sobre quien tiene el trabajo más importante; el que corta e instala las vigas, el que realiza la mezcla de cemento o el que enyesa las paredes. Dejan el tema cuando ven que llega y se estaciona la troka del ingeniero.

*Definición de power trip: sostenido, prolongado y con frecuencia agresivo ejercicio de poder sobre otros con el propósito de aumentar el estatus socio-económico o bien sentimientos de auto valía.

En el escenario internacional se presenta la misma tragicomedia: un banco mundial (así con minúsculas) que le cobra y sangra sólo a los países más pobres, una organización de las naciones unidas que sólo protege los intereses y justifica las acciones de sus dueños norteamericanos, una organización mundial de la salud que funciona como agencia de relaciones públicas de los carteles farmacéuticos. La lista de gobiernos e instituciones secuestradas por narcisistas patológicos es interminable.

Explorando las diversas manifestaciones del narcisismo, también he revisado alguna literatura que pretende descifrar el componente narcisista en la homosexualidad. Tal es el osado trabajo del Dr. Vaknin, quien tuvo el buen tino de auto diagnosticarse con el trastorno narcisista de la personalidad cuando fue apresado por un mega fraude financiero en su país de origen en 1995. El mérito de Sam Vaknin reside en que por definición un narcisista jamás reconoce o acepta su problema, pues hacerlo implica la descomposición de su realidad, así mismo Vaknin acierta al afirmar que no existe cura o tratamiento para el narcisismo, ya que se trata del más profundo y complejo rasgo en la manera de ser de una persona.

Considero relevante mencionar las observaciones del Dr. Vaknin pues toca una fibra sensible cuando afirma que:

Existe un elemento que puede ser único de los homosexuales: el hecho de que su definición como personas recaiga en su identidad sexual. La homosexualidad ha sido inflada al nivel de una subcultura, una psicología separada o un mito. Además, el homosexual le hace el amor a una persona de su mismo sexo -en cierto modo, a su reflejo. Considerando lo anterior, las relaciones homosexuales son altamente narcisistas y auto eróticas.

A reserva de estar de acuerdo o no con lo anterior, es urgente mencionar que las relaciones heterosexuales también suelen ser altamente narcisistas y auto eróticas. Inclusive a las relaciones de crianza entre padres e hijos con frecuencia se le pueden atribuir esos dos adjetivos, en un mismo sentido negativo, como rasgo patológico. De manera que resulta útil la mención de la controversia para comprender nuestro lugar en el espectro del narcisismo, ya que la buena noticia es que existe un punto de balance en el que podemos desarrollar una personalidad saludable y cohesiva, con autentico amor propio, para construir relaciones en armonía con nuestro entorno como humanos, sin mencionar las sentimentales derivadas de X o Y preferencia sexual.

Image result for vaknin malignant self love cover

En el escenario nacional la verdadera preocupación es para las generaciones votantes, ya que si México continúa rindiendo culto a su alcurnia narcisista, pronto quedará aún más devastado económicamente, se acabarán nuestra autonomía, los ríos limpios, los árboles, los trabajos dignos y todo lo que tenemos que es valioso, empezando con nuestra cordura.

Si usted ha estado leyendo con atención es probable que ya haya identificado algún narciso cercano en su vida, inclusive a usted mism@. De cualquier forma, yo le recomiendo que hable con esa persona y establezca limites saludables, como ejemplo puede tomar la acción del grupo de ciudadanos #noalgasolinazo y su gran aportación al enfrentarse y evidenciar a un congreso narcisista que se rehúsa a escuchar y obedecer la voluntad de los ciudadanos.

En definitiva, esta es la era de narciso, pero también es la era de youtube y de los tutoriales sobre cómo lidiar cretinos narcisistas en el trabajo, en el hogar, en la relación de pareja, en el supermercado, etcétera. Llama la atención que la calidad y variedad de la información es mayor en los videos que están en inglés.

Siempre he pensado que es muy trágico concebir a los trastornos de personalidad como causas perdidas. A veces la respuesta es más sencilla de lo que parece, a veces la persona sólo necesita que le expliquen claramente porqué es un cretin@ o una mala persona, desperdiciar mucho tiempo y suficientes experiencias de aprendizaje para que se origine una serie de ajustes positivos en su personalidad. Sin embargo, permanece como un enigma cuándo o cómo dejaremos atrás la cultura del narcisismo a nivel colectivo.

Por Rafael Barajas

Acá abajo, Narcissus, circa 1597–1599, by Caravaggio

 

Referencias bibliográficas

http://samvak.tripod.com/faq18.html

www.thefreedictionary.com

barajas banner



Acerca de

(Autopresentación) Rafael Barajas Valenzuela es un reconocido especialista en problemas del comportamiento, con 15 años de experiencia como psicoterapeuta, 7 de ellos trabajando en clínicas especializadas en Phoenix, Arizona. Es egresado de la Universidad de Sonora y fundador de la Asociación Mexicana de Terapia Asistida por Animales (AMTAA A.C.). Tiene diversas especializaciones y postgrados en el extranjero y actualmente es candidato al doctorado en psicología por la Universidad de Kansas. Contacto: 6623 375539 y mentalarchitect771@gmail.com


'El Reino de Narciso' tiene 2 comentarios

  1. marzo 13, 2017 @ 4:02 pm Andrea Monteverde

    Hola Rafael, esto que escribes tiene mucho sentido para mi, pues crecí a al sombra de un narciso gigante, gracias por ayudarme a entenderlo mejor. Aunque mi padre sigue en mi vida, ya no la controla y poco a poco he logrado que otras personas de mi familia le dejen claro que nuestras vidas no giran en torno a su agenda, pero ha sido una guerra, el problema es que mi papá ya está muy mayor y siento que de tanto coraje que hace se nos va a ir, quisiera que alguien hubiera hecho esto por él en su juventud, antes de tener hijos. Me llama la atención el ejercicio político explicado como la enfermedad narcisista, porque es la mera verdad, pero difícilmente lo van a reconocer. Es una trampa circular.

    Responder

  2. marzo 16, 2017 @ 12:31 pm Rafael Barajas Valenzuela

    Gracias por compartir Andrea, algunos de los engranes de la maquinaria narcisista operan en la zona, digamos, oscurita de la consciencia. La confrontación directa generalmente resulta en una violenta terminación de relaciones, ya que sin la incondicional adoración de la otra persona, él o la narcisista rapidamente pierde el interes y emprende la busqueda de nuevas víctimas.

    Responder


Quieres compartir tus ideas?

Tu email no será publicado

Crónica Sonora