Hermosillo, Sonora.-

Inicié mi carrera  periodística muy joven, tenía 16 o 17 años, escribía en las secciones dominicales antes de que las redes sociales existieran, eran tiempos donde todo lo que salía en un periódico  o en la  televisión  se hacía “viral”, parafraseando neologismos actuales desde luego. 

Un día me dije, voy a rescatar al Hermosillo de la época “porfirista” y me fui a casa de doña Marcela Camou de Gándara para hablar de la casa que tienen en pleno Centro Histórico de la Ciudad, justo atrás de la Catedral,  -una casa de una calidad magnífica- , y doña Marcela con su don de gentes me dijo: “Mi padre nos  decía que los únicos títulos nobiliarios que teníamos era  el ser Trabajadores y católicos”, una frase muy significativa, que se me quedó muy bien grabada.

Después fui con don César Gándara Laborín  su esposo, a su oficina en el Hotel Gándara donde tenía colgada una pintura de Bénito Juárez, dato interesante por ser un empresario, pero él me dijo que la tenía porque estaba de acuerdo con él en cuanto  al respeto al derecho ajeno  es la paz.  Los dos eran personas muy amables y respetuosas a quienes recuerdo con mucha estimación. Curiosamente el sábado 29 de Mayo fui a cubrir el cierre de campaña de Ernesto “Borrego” Gándara, -el hijo de ambos personajes – y me encontré a su hermano Martín Gándara Camou a la entrada del estadio Sonora, muy amablemente conversé con  él , y recordé la buena educación que les dieron en su familia. 

Le digo a manera de selfie, dale un saludo Martín  a tus  correligionarios , y dice: “Saludos, bienvenidos, muchas gracias”,  lo vi con el carisma y sencillez que tenían  sus padres.   El lugar estaba lleno de gente conocida, en una coalición de partidos de centro-derecha, de la llamada “gente bien” de Sonora, en la que también estaban incluidos desde luego gente de las bases de sus partidos, líderes de los barrios o colonías, y representantes  de los sindicatos, así como demás agremiados.

Martín y Cipriano

Llego a casa y le digo a mi padre, estuvo muy bien lo del Borrego, había mucha gente conocida, y te mandaron saludos, y me dice que bueno, me da mucho gusto, pero tú eres un periodista, tienes que ir al cierre de campaña de Alfonso Durazo  también  – y recordé que un periodista nunca se debe de casar con una sola fuente- , así es que  fui al otro día al cierre de campaña, el domingo 30 de mayo, en el entrañable Museo y Biblioteca de la Universidad de Sonora, al cierre de Alfonso Durazo Montaño en Hermosillo.

De momento recordé también cuando conocí a sus padres, a don Conrado y Doña Mery, siempre tan bondadosos y sabios en sus palabras, gente longeva que vivieron muy sanamente siempre en esos entrañables parajes de Bavispe Sonora.

La primera vez que conocí a don Conrado, fue en su casa de aquí en  Hermosillo, cerca del Seminario Mayor , acompañe a mi padre a comprarle chile de sarta traído desde Bavispe, dice mi papá que es el mejor chile de todo Sonora, y compraba una ristra  de chile colorado para cada una de mis hermanas mujeres,  quienes hacían lo mejor de la cocina sonorense con ese preciado condimento regional.

La conversación entre ambos,  es decir demi padre y don Conrado, era sobre la sierra sonorense, de que si había llovido, como estaban los represos en los ranchos de la región, como estaba la ganadería en Sonora, si el ganado se enfermaba y había que darle suero, e incluso diuréticos si se hinchaba etc, etc, datos interesantes que entretienen a nuestros emblemáticos rancheros de Sonora pues.

Después pasé mucho tiempo sin ver a Don Conrado y Doña Mery, hasta que un día mi padre me dijo, vamos a verlos, y le dije que sí, que con mucho gusto, y estaban los dos enteritos, en perfecto estado de salud, les fuimos a comprar chile de sarta, pero ahora ya lo vendían en polvo por la facilidad del traslado; estaban con sus nietos y con sus hijas Cony  y  Chami  Durazo Montaño, así como sus esposos, todos  nos integramos a la plática y hablamos del secreto de la Longevidad, a lo que don Conrado, me dice: “El secreto de la longevidad es comer salteado”, es decir despacio, y en tres grandes comidas, con 2 colaciones nutricionales. Ahí entendí el buen balance de su salud. Lamentablemente el 2020 fue un año fatídico para todos por esta pandemia del coronavirus, y estos dos grandes personajes  como fueron  Don Conrado y Doña Mery, fallecieron en medio de una pandemia, que ha cobrado muchas vidas.

Total que llego al cierre de campaña de Alfonso Durazo Montaño, como me había sugerido mi señor padre, y veo una enorme masa de jóvenes de muy diversas clases sociales de esos a los que se les están dando becas y un oficio que desempeñar. Me recordaron a las juventudes peronistas de la Argentina de los años cincuenta.  A lo largo diviso a una de las líderes de ese grupo, su nombre: Paulina Ocaña, nieta del ex.gobernador sonorense Samuel Ocaña, y  le pregunto: 

-Oye Paulina, andan una serie de videos que dicen que Morena, apoya el Aborto, y ese tipo de cosas, ¿Qué opinas tu de esto?

-Yo creo que cada quien tiene sus opiniones y yo creo que si representan un puesto de elección popular es  para que recojan el sentir de la gente , y yo creo que es algo que debe de hacer el que aspira a un puesto de elección popular,  es conocer el sentir de su comunidad, y eso verlo reflejado  ya en leyes.

-¿Eso lo verías como una especie de manipulación religiosa, o nada que ver?

-Han habido muchas campañas negras en esta campaña por parte de los de enfrente, pero nosotros no vamos a contestar, nosotros traemos una campaña de muchas propuestas, muy proactiva y vamos a seguir dándole aquí.

-¿Entonces que no digan que “COMEN NIÑOS” como decían de los comunistas de antes?

-Pues aquí vienen a inventar muchas cosas, pero la gente ya sabe muy bien, la gente no se va a dejar engañar y el pueblo nos respalda.

-¿Entonces no comen niños, ni hacen caldo de huesos?

-No, no, aquí estamos los buenos y no se confundan.

-Paulina, algo que tú quieras señalar a los jóvenes, este 6 de Junio

-Yo quiero invitar a los jóvenes a que ejerzan su voto con conciencia, su voto para transformar a Sonora, el voto  que representa un cambio, y ese es por Alfonso Durazo.

-Pues muchas gracias Paulina.

-Gracias a usted.

Me fui del lugar con un pensamiento a manera de reflexión, que es el hecho de que gane quien gane en Sonora, los jóvenes representan una gran mayoría, el mundo es de ellos, lo tienen a sus pies, y a ellos les toca decidir.

…..Será que una especie de juventudes peronistas se acerca?……

FIN

Texto, fotos y videos por Cipriano Durazo Robles

Paulina y Cipriano

Sobre el autor

Cipriano Durazo Robles es Licenciado en Periodismo por la Universidad Kino y Presidente de la Sociedad Amigos del Museo de Historia de la Universidad de Sonora. Articulista de radio y medios digitales. Se desempeña como dictaminador sanitario de la publicidad en COESPRISSON (Comisión Estatal de Protección Contra Riesgos Sanitarios del Estado de Sonora).

También te puede gustar:

6 comentarios

    1. Buena pregunta, saludos ante todo. El Justicialismo, moviniento que llevó al poder al General Juan Domingo Perón, tenía entre sus redes las Juventudes Peronistas, con la máxima heredada por Perón: «Es fundamental que nuestros jóvenes comprendan que deben tener siempre presente en la lucha y en la preparación de la organización: que es imposible la coexistencia pacífica entre las clases oprimidas y opresoras» ; luego entonces estamos hablando de una intensa lucha de clases sociales.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *