Cuando los perrhijos se van


Antes de que se cumplan los primeros 20 minutos de proyección de La vida secreta de tus mascotas, resulta inevitable establecer las conexiones con la franquicia cinematográfica – también animada – de Toy Story.

 

Vean si no: la apacible y encantadora vida del perro Max (en la voz de Andrés López) da un vuelco cuando su ama trae a casa a un nuevo can, Duke (doblaje por Martin Campilongo), una especie de Chewbacca con el carácter galáctico de Buzz Lightyear; la lucha territorial doméstica los expulsa del paraíso y comienza la odisea, el viaje de vuelta al hogar.

 

En el camino encuentran a una bola de animales nihilistas, anárquicos y con un profundo rencor social producido por el abandono de los humanos. Entre ellos destaca una fallida estrella del espectáculo: el conejito Snowball (por Eugenio Derbez, en un magnífico trabajo), quien trabajaba para un mago y ahora debe ser el líder de la cofradía de mascotas que aguardan en las cloacas para salir y vengarse de sus amos. Incluso, hay que decirlo, el megalomaníaco conejito se roba la película.

 

Es verdad. En esto de dar una vida propia a las mascotas cuando nadie los ve, Francisco Gabilondo Soler “Cri Cri” ya había sentado memorables y emotivos antecedentes. Aunque quizás los primeros pasos los había andado Oscar Wilde en sus entrañables y recordados cuentos infantiles.

 

Entre el comentario culposo y aleccionador – en eso de abandonar mascotas, o bien no cuidarlas de manera adecuada, existe material “políticamente correcto” –  y la comedia disparatada, La vida secreta de tus mascotas apuesta por lo segundo, algo que se agradece y se disfruta.

 

La aparición constante de gags y situaciones de risa loca hacen de esta cinta una experiencia agradable que es obligada compartir en familia o entre amigos. Los más pequeños tendrán sin duda una función muy divertida, quizás inclusive más entretenida para ellos que la que tuvieron en  Buscando a Dory.

 

La explicación es sencilla. Los escritores de La vida secreta de tus mascotas han desarrollado más esfuerzo en complacer a las audiencias infantiles, y adolescentes, al crear situaciones cómicas más inspiradas en la animación subversiva de Tex Avery (1908 – 1980) o Walter Lantz (1899 – 1994) que en el tradicional Walt Disney (1901 – 1966).

 

Sin embargo, La vida secreta de tus mascotas presenta una constelación de animales tan numerosa que algunos personajes se quedan cortos, ya que su carácter o temperamento daba para mucho más. Por ejemplo, el feroz y ominoso halcón Tiberius (doblado por Humberto Solórzano) que debe dominar su instinto y tragarse las ganas de devorar a los apetitosos animalitos que lo rodean, o el simpático perrito paparazzi con una go pro lista para subir a YouTube videos de mascotas en situaciones comprometedoras.

 

Existen referencias a cintas del pasado. “Bueno, nadie es perfecto” es una línea memorable de Una Eva y dos Adanes (1959, Billy Wilder) que encaja a la perfección, el climax bajo el agua recuerda en mucho a Casino Royale (2006, Martin Campbell)  y el soundtrack escrito por Alexander Desplat es un homenaje constante a todas las chase movies, porque después de todo, de eso se trata esta película: una persecución constante.

La vida secreta de tus mascotas, sin presentar innovación alguna en su animación, usando una paleta de colores otoñal, colorida y funcional y evadiendo los golpes sentimentales nos reserva la confirmación de un secreto a voces.

 

¿Saben ustedes qué hay detrás de la furia de cada anarquista? Sólo un conejito al que le falta un poco de atención, amor y cariño.

 

La vida secreta de tus mascotas. Director: Chris Renaud y Yarrow Cheney. Una producción de Illumination Entertainment y Universal Pictures.

Doblaje:  Andrés López (Max), Martin Campilongo (Duke), Eugenio Derbez (Snowball) y Chumel Torres (Buddy).

 

Por Horacio Vidal

 

All_pets



Acerca de

Horacio Vidal (Hermosillo, 1964 ) es publicista y crítico de cine. Actualmente participa en Z93 FM, en la emisión Café 93 con una reseña cinematográfica semanal, así como en Stereo100.3 FM, con crítica de cine y recomendación de lectura. En esa misma estación, todos los sábados de 11:00 A.M. a 1:00 P.M., produce y conduce Cinema 100, el único -dicen- programa en la radio comercial en México especializado en la música de cine. Aparece también en ¡Qué gusto!, de Televisa Sonora.


'Cuando los perrhijos se van' tiene 2 comentarios

  1. agosto 4, 2016 @ 12:51 pm Guadalupe

    ¡genial!, ahora toca ir a verla para compartir tus opiniones de ella,.. disfruté leer tus líneas!

    Responder

    • agosto 5, 2016 @ 11:00 am Horacio Martin Vidal Delgado

      Muchas gracias, seguiremos estudiando y preparándonos para que la cosa salga lo mejor posible. SALUDOS. No olvides sintonizar CINEMA 100 en el 100.3FM de tu radio, o bien en la web de Stereo100 Hermosillo, los sábados de 11:00 A.M. a 1:00 P.M.

      Responder


Quieres compartir tus ideas?

Tu email no será publicado

Crónica Sonora