Samuel Ocaña, el gobernador de cuando yo era niño


Hermosillo, Sonora.-

Asistí a un evento en el anfiteatro  del Centro de Gobierno sobre Protección Civil. Estaban todos los órdenes de gobierno, un evento interesante, pero nada fuera de lo común, son esa clase de situaciones en las que tienes que ir por la disciplina de estar “empapado” de todas las novedades que pueden surgir en tu área de trabajo, pero nada que llame la atención a un hombre como yo que soy de emociones intensas o de gente que tenga mucho de que contar a través de la Historia.

En eso me acuerdo de un viaje que de chamaco hice a Moctezuma, Sonora, dado que eran las fiestas tradicionales del pueblo, era un 2 de febrero, día de la Virgen de la Candelaria  y  la gente estaba muy emocionada porque estaba el entonces gobernador Samuel Ocaña García ,  lo habían invitado a una comida en la plaza, lo recuerdo muy bien con su guayabera blanca impecable, en una mesa cuadrada donde todos lo estábamos viendo comerse un mango para ver si se manchaba y nada, partía minúsculos pedazos del fruto con un tenedor y un cuchillo, sin ni siquiera salpicarse de aquel manjar. En eso se acerca una señora, a pedirle una cooperación para el reinado del Kínder de su sobrina, y Samuel Ocaña saca un billete de esos que si valían,  con la imagen de  Benito Juárez en la carátula , se los dio sin ensuciarse y con gran estoicismo. Yo lo veía y me quedaba pensando: “Que tal si le hubiera pedido más la señora o simplemente no hubiera traído nada en la billetera, ¿que hubiera hecho?” pero finalmente salió airoso, tanto de la petición,  como del haber comido mango tan impecablemente vestido.

Cuando  estaba pensando eso,  pasa el ex gobernador vivo más longevo de la historia moderna de Sonora, el oriundo de Arivechi, aquél que forjó grandes instituciones y obras de infraestructura civil y urbana a lo largo y ancho del estado, a pesar de haber pertenecido de joven al Partido Popular Socialista, para después ir a dar a las filas del PRI.

 Dije esta vez no se me va, sobre todo después de estarlo cazando por horas afuera de su casa de aquí en Hermosillo ( cerca del Colegio Lux), y nada que nunca salía.

Me acercó y  digo: 

-Don Samuel, ¿Puedo tomarme una foto con usted?

-¿Y porqué?

-Porque fue el gobernador que yo recuerdo de mi niñez.

-¿Claro, pero como la vas a tomar?

-Traigo aplicación de selfie no se preocupe.

-¿Pero hay mucha luz aquí en el Centro de Gobierno, como le vas a hacer?

-Muy bien, trataré de enfocarme.

En eso acerca una botella de agua purificada para que el sol no hiciera de las suyas con la cámara y hubiera un poco más de sombra.

Varias personas desconocidas se acercan al ver el alboroto que empecé a formar y un colaborador del ex- gobernador, que no tuve el tino de preguntarle su nombre me dijo: 

-Yo te voy a tomar la foto con tu celular mejor, para que puedas hablar holgadamente con don Samuel , no me lo dijo dos veces, cuando aproveché para hacerle la primera pregunta que se me vino a la mente.

-¿Qué se necesita para seguir siendo un país nacionalista?

-La pregunta está muy buena, pero es una pregunta muy grandota que se requiere mucho tiempo para poder hablar sobre eso.

En eso lo aborda  un hombre Yaqui de voz de trueno, y le dice yo soy esposo de la investigadora Raquel Padilla Ramos.

  • No te conocí, no traes sombrero por eso, ahí me la saludas.
  • De su parte, responde el citado personaje ( no sin antes de invitarlo a un evento que según comentó va a hacer en la Cruz Gálvez y que lo va a realizar más adelante).
  • Orale pues, mucho gusto en saludarte,  responde el ex – gobernador.

-Yo sigo insistiendo sobre una plática más profunda con él, pero su sagacidad política advierte que no es el momento, pero de todos modos  aprovecho y pregunto: 

¿Porqué no se ha apoyado a los Yaquis?-

-Queeeeé responde, si se les ha apoyado, y no sé de ningún gobierno sea municipal, estatal o federal, los haya dejado de apoyar siempre.

-¿ Y su libro, su autobiografía?

-No no no,  eso no se vale, además traigo prisa, ya me voy, después haz una plática con más calma me dice.

-Ya dijo don Samuel,  y le voy a tomar  la palabra.

-Claro.

En eso se acerca una señora y dice: ¡OBLEAS, OBLEAS¡ compra ándale, ya deja de hacer preguntas al viejito, es que necesito vender, no te preocupes le digo, te compro un paquete para mi papá, y listo.

Me acordé entonces que las cosas interesantes pasan cuando menos lo planeas, simplemente basta pensarlas y ya.

FIN

Por Cipriano Durazo Robles



Acerca de

Cipriano Durazo Robles es Licenciado en Periodismo por la Universidad Kino y Presidente de la Sociedad Amigos del Museo de Historia de la Universidad de Sonora. Articulista de radio y medios digitales. Se desempeña como dictaminador sanitario de la Publicidad en COESPRISSON (Comisión Estatal de Protección Contra Riesgos Sanitarios del estado de Sonora).


'Samuel Ocaña, el gobernador de cuando yo era niño' tiene 18 comentarios

  1. mayo 29, 2019 @ 4:20 pm Josefina

    Un excelente Gobernador!!! Cipriano insístele con la entrevista, el tiene mucho repertorio. Felicidades!!!!!!

    Responder

  2. mayo 29, 2019 @ 4:25 pm Tere Ruiz

    Eres Unico Cipriano y me entusiasma siempre leer tus articulos, mucho que aprender de Ti.
    Muchas Felicidades!! Orgullosa de tenerte como amigo 😘

    Responder

  3. mayo 29, 2019 @ 4:44 pm Ignacio Lagarda Lagarda

    He perseguido por años a don Samuel para escribirle su biografía y se ha negado rotundamente, no obstante que se dice mi fan como escritor ya que ha leído todos mis libros y ser mi amigo personal. Es un venado muy difícil de cazar.

    Responder

    • mayo 29, 2019 @ 5:33 pm Cipriano Durazo Robles

      PERO LO VAS A LOGRAR NACHO, MIRA QUE EL SER CRONISTA DE LA CIUDAD CAPITAL DE SONORA NO ES NADA FÁCIL, Y LO ERES, ADEMAS DE UN BUEN HISTORIADOR Y BIÓGRAFO.

      Responder

  4. mayo 29, 2019 @ 5:52 pm Ariel silva

    Felicidad amigo..este hombre es difícil entrevistar y casi lo logras…sigue trabajando en ello vale la pena conocer a este personaje que dejó huella

    Responder

  5. mayo 29, 2019 @ 6:44 pm Cipriano Durazo Robles

    Ariel Silva, destacado director del MUSEO REGIONAL DE ANTROPOLOGÍA E HISTORIA DE LA UNISON. Que no te quepa la menor duda, falta una segunda parte de la entrevista, y ya lo podré abordar con más calma, si dios quiere.

    Responder

    • mayo 30, 2019 @ 9:30 pm Wenceslao Sánchez Morales

      Hola Cipriano , muy chispeante la narración de una entrevista inesperada a un gran personaje único y que se pasea por donde quiere y nadie que le reclame. Felicidades

      Responder

      • mayo 31, 2019 @ 8:35 am Cipriano Durazo Robles.

        ASÍ ES QUÍMICO WENCESLAO, SIENTO QUE SAMUEL OCAÑA TIENE UN CAPITAL POLÍTICO COMO MUY POCOS, ADEMAS GOZA DEL RESPETO DE LA POBLACIÓN.

        Responder

  6. mayo 29, 2019 @ 9:32 pm Cipriano Durazo Robles

    GRACIAS ARIEL, TU COMO DIRECTOR DEL MUSEO REGIONAL DE LA UNISON, SABES LO IMPORTANTE QUE ES RESCATAR EL TESTIMONIO DEL PASADO. NUEVAMENTE MUCHAS GRACIAS.

    Responder

  7. mayo 30, 2019 @ 9:37 pm Wenceslao Sánchez Morales

    Hola Cipriano , coincido con los comentarios, chispeante tu narracion, nada que agregar . Felicidades

    Responder

  8. mayo 31, 2019 @ 11:49 am Francisca

    Gran experiencia Cipriano, me encantó y divirtió que Don Samuel sabe del asunto de las fotos, se preocupó por la luz

    Responder

  9. mayo 31, 2019 @ 1:15 pm Cipriano Durazo Robles.

    Gracias Francisca Montañez

    Responder


Quieres compartir tus ideas?

Tu email no será publicado

Crónica Sonora