Sahuaros, Palo Verdes y Cardones


La belleza del desierto y la locura de Ramos hacen buen coctel en Crónica Sonora


Si es sahuaro o saguaro, lo mismo da, caso es que no existe planta más emblemática, más representativa -¡más típica, pues!-, de la vegetación nativa sonorense que el sahuaro (Carnegiea gigantea), cactácea gigantesca que hace honor a su nombre científico y se impone en los paisajes de casi cualquier parte del desierto en este estado maravilloso, por su altura, por la forma caprichosa de sus tallos, por sus brazos que parecen estirarse para acariciar el cielo; por sus espinas en hileras, el grueso de sus pulpas columnares, sus grandes flores de colores blanco y amarillo, de pétalos compactos y redondeados; por sus propiedades como leña o como material de construcción para vivienda, por su abundancia y predominio en ciertas porciones del territorio, donde de repente aparecen tumultuosos y en silencio (hay quienes piensan que en cada sahuaro hay un guerrero Seri reencarnado) y se esparcen por todos los rumbos hasta el horizonte: son los bosques de saguaros, entreverados con cardones, zinnias y pitahayas, robustos y rechonchos, impertérritos, señeros, centenarios, imbatibles en las heladas, en las sequías y en el calor extremo.  Y, sin embargo, el sahuaro no aparece en el escudo del estado y sólo lo vemos dibujado en los de los municipios de Caborca, Santa Ana y San Luis Río Colorado.

El saguaro es una de las cactáceas de mayor porte, comúnmente alcanza los 12 m de altura, aunque algunos ejemplares pueden llegar a los 18. Su diámetro es de 65 cm. Presenta ramificaciones que pueden ser más de 7 y pueden, a su vez, presentar nuevas ramificaciones. De crecimiento muy lento -1 metro de saguaro necesita de unos 30 años para crecer-. La velocidad máxima que puede alcanzar en alguna ramificación vigorosa es de unos 10 cm por año. Los ejemplares más grandes que existen en la parte del desierto que corresponde a Arizona pueden tener de 200 a 300 años.

El saguaro es una de las cactáceas de mayor porte, comúnmente alcanza los 12 m de altura, aunque algunos ejemplares pueden llegar a los 18. Su diámetro es de 65 cm. Presenta ramificaciones que pueden ser más de 7 y pueden, a su vez, presentar nuevas ramificaciones. De crecimiento muy lento -1 metro de saguaro necesita de unos 30 años para crecer-. La velocidad máxima que puede alcanzar en alguna ramificación vigorosa es de unos 10 cm por año. Los ejemplares más grandes que existen en la parte del desierto que corresponde a Arizona pueden tener de 200 a 300 años.

 

DSC02642

 

DSC07043

Palo verde

Palo que te quiero verde, palo que te quiero blanco,

palo fierro, palo azul,

palo parkinsonia,

palo cericidium floridum,

palo parado,

¨palo, palo, palo, palo bonito, palo e, e, e, e…¨

palo que te quiero santo,

palo prosopis, palo juglar,

palo péchita, jazmín,

palo que me haces falta,

palo primor, palo de flores amarillas,

palo radiante, palo encendido,

palo brea, palo fulgor,

palo de piel color pistacho,

palo de piel clorofílica y fotosintética,

palo perdón, palo lombriz,

palo de sombras tiernas, de hojas chicas,

palo microphyllum,

palo esmeralda…

palos verdes abundantes, copiosos y pletóricos:

llenan el desierto sonorense, desde Estación Don hasta San Luis RC, pasando por Altar y luego Caborca, porque no tienes propiedades medicinales ni maderables ni poder calorífico para la buena leña, por eso es que no nos los hemos acabado,

palos que les quiero verdes, nombres de escuela, restarurant, hotel, barrio y hasta campo nudista, de tanto que se aprecia y engalana su belleza.

 

DSC07015

El palo verde es un árbol dentro de la familia de las leguminosas. Alcanza de 2 a 8 m de altura. Sus flores son amarillas, con 5 pétalos algo desiguales; ha sido reportado como planta hospedera de las mariposas.

 

DSC02488

Cardón o Pitahaya Pachycereus pringlei

 

Cactácea tan importante como el saguaro en el estado de Sonora es el cardón, cuyo nombre común en la entidad es el de Pitahaya, nombre que recibe por su dulce fruto, que es como una tuna roja que está madura en cuanto caen las primeras lluvias al final de la primavera o en el inicio del verano, cada año salen las gentes al monte a bajar esta fruta deliciosa con un balde y una vara pitahayera, que usualmente se hace a partir de un brazo seco de cardón.  Con el fruto se hace nieve o jalea, o se come directo, luego de quitarle la cáscara y sus espinas.

 

El cardón es un fractal, como todas las especies vivas que crecen por bifurcación.  La mejor manera de distinguir un saguaro de un cardón es que el saguaro crece a partir de un tronco único, mientras que al cardón le brotan varios desde el suelo.  El cardón da unas flores tan hermosas como las de todos los cactus, generalmente de colores blanco o amarillo.

 

Las flores blancas se abren al anochecer y permanecen abiertas hasta el mediodía del siguiente día. Frecuentemente son polinizadas por murciélagos, así como por aves e insectos. La fruta vellosa tiene una pulpa que es generalmente rosa o roja—a veces blanca—con semillas negras que con frecuencia son comidas por las aves. Los habitantes nativos del lugar utilizaban la fruta como alimento básico; molían las semillas hasta hacerlas pinole y hacían jugo mezclando la fruta molida con agua. Los habitantes locales utilizan la pulpa del cactus por sus aparentes propiedades analgésicas, desinfectantes y curativas y las costillas secas del cactus para hacer lanzas para pescar, postes, rejas, corrales, paredes para casas y arcos.

 

Textos y fotografía por Juan Enrique Ramos

 

DSC07036

Cardón y Ramos



Acerca de

Nómada irredento, originario de Torreón, Coahuila, en Sonora por más de 40 años. Pasajero de la nave tierra, con 66 vueltas al sol, aprendiz de escritor y tallador de madera en ciernes.


'Sahuaros, Palo Verdes y Cardones' tiene 5 comentarios

  1. agosto 10, 2016 @ 7:05 pm Jaime

    El saguaro esa cactacea tan enigmatica tiene un rango geográfico, digamos limitado. En México no va muy lejos de Sonora, si fuera el caso de encontrarlo en el desierto chihuahuense. En los EUA, abunda en Arizona pero jamás lo he visto en Texas. Por qué será ?

    Responder

    • agosto 11, 2016 @ 9:42 am John Cantu

      Pienso que el ilustrado nomada y erudito RAMOS, TRANSPLANTADO SONORENSE, CONTRIBUYE ENORMEMENTE A ESTA EXTRAORDINARIA PAGINA. NOSOTROS LECTORES Y SEGUIDORES DE SUS CRONICAS ESTAMOS AGRADECIDOS ENORMEMENTE POR SUS CONTRUBUCIONES EDUCATIVAS..LES QUIERO COMENTAR, APARTE, QUE EL “PALO VERDE”, UNA ESPECIE DE ARBOL MENCIONADO POR EL ERUDITO RAMOS, ESCASAMENTE SE ENCUENTRA EN EL VALLE DEL RIO GRANDE. ESTA ZONA DEL NORDESTE TAMAULIPECO/ SUR ESTE DE TEXAS (HASTA CORPUS CHRISTI, TX) COMPRENDE, EN TERMINOS GEOGRAFICOS, LA EXTENSION
      NORDESTE DEL DESIERTO SONORENSE; POR LO CUAL SE PUEDEN OBSERVAR ALGUNAS ESPECIES DE FLORA YA IDENTIFICADAS

      Responder

  2. agosto 11, 2016 @ 9:30 am John Cantu

    Pienso que el ilustrado nomada y erudito RAMOS, TRANSPLANTADO SONORENSE, CONTRIBUYE ENORMEMENTE A ESTA EXTRAORDINARIA PAGINA. NOSOTROS LECTORES Y SEGUIDORES DE SUS CRONICAS ESTAMOS AGRADECIDOS ENORMEMENTE POR SUS CONTRUBUCIONES EDUCATIVAS

    Responder

  3. julio 28, 2017 @ 9:49 am guillermo munro

    El cacto Pitahaya no es cardón. El cardón no es saguaro.

    Responder

    • julio 28, 2017 @ 11:37 am Juan Enrique

      Gracias por la aclaración…Pitahaya es el nombre de la fruta, pero tambioen le llaman al cactus que la da, ?no es así?

      Responder


Quieres compartir tus ideas?

Tu email no será publicado

Crónica Sonora