¡Que rueden las lágrimas!


Más que una reseña, un desafío el del señor Vidal en este viernes de calentamiento global


El universo de las comedias románticas está plagado de clichés. Sin embargo esto, por sí mismo, no necesariamente es malo. Todo depende de una serie de elementos contantes y sonantes: la química entre los protagonistas, el escenario donde la historia se desarrolla, el tamaño del problema que los amantes deben vencer y la garantía, a como dé lugar, de un final feliz.

 

Ahora, si a la descripción anterior se le incorporan interesantes detalles, nuestra comedia se convierte en una película atractiva, a pesar de todos sus defectos. Es como nuestros propios intereses amorosos: te pareces tanto a mí, que no puedes engañarme.

 

“Yo antes de ti” se promociona, con toda justicia, como el evento romántico del verano. Es el relato de una pareja imposible. Ella, Louis Clark (Emilia Clark) es una joven de clase trabajadora, optimista y excéntrica que jamás ha salido de su pueblo; él, en cambio, es Will Traynor (Sam Clafin), verdadero superhombre caído del olimpo y condenado a una silla de ruedas. Por supuesto, el amor nacerá en cualquier momento.

 

Y he aquí el primero de los interesantes detalles: en el nombre del personaje principal femenino, Louis (Lane) Clark (Kent), está “oculta” una clave sustantiva. Se trata de la referencia a la tragedia real sufrida por Christopher Reeve (1952 – 2004), quien terminó sus días en estado cuadrapléjico. Una lastimosa ironía, si recordamos su papel en las películas de “Superman” hace más de 30 años.

 

Por otra parte, en “Yo antes de ti”, veremos cómo la cámara insiste en enfocar los zapatos, los pies andando, de los actores principales de esta cinta. Por supuesto que es para subrayar la condición especial de Will Traynor, pero además es útil para construir la personalidad de Louis Clark, la protagonista. Usted será testigo de un desfile de calzado tan original y colorido que será difícil encontrarlos en los catálogos de moda, hay que buscar en el armario de Minnie Mouse o Daisy Duck.

 

Es por eso, y por su desempeño en pantalla, que la película le pertenece, por completo, a Emilia Clark.

 

Luego está el noviecillo formal de Louis, Patrick (Matthew Lewis), un millenial egocéntrico, inmaduro y cómico, útil para lanzar una crítica light a los nuevos estilos de vida impuestos por el pensamiento positivo, el culto al cuerpo y la salud y el vacío existencial que llena los días de algunos miembros de dicha generación.

 

¿Mencioné que existe un castillo? Esta fortaleza, a lo cuento de hadas, envía el mensaje de esperanza que necesita el auditorio para seguir con interés la trama, porque todos sabemos que en los castillos suceden los encantos, pero también los desencantos.

 

Y es que “Yo antes de ti”, en su línea dramática, presenta el tema de la eutanasia desde la única perspectiva posible, la de la dignidad humana. Sin embargo, la película se las arregla para rodear los cuestionamientos éticos y religiosos de este asunto con el propósito de convertir a la muerte asistida en “una amenaza fantasma”, es decir, en el verdadero villano de la historia.

 

Sobre esta situación, la directora de “Yo antes de ti”, Thea Sharrock, ha debido a salir en defensa del final de esta película.

 

Su declaración la define como una mujer valiente: “It’s a fundamental misunderstanding of what the message is,” expresó Sharrock  “It’s a fictional story about how important the right to choose is. The message of the film is to live boldly, push yourself, don’t settle.”

 

La cinta, en su semana debut, recaudó $18.7 MDD. Si consideramos que costó menos de $20 MDD, podemos asumir que ya es un éxito.

 

“Yo antes de ti”, directora: Thea Sharrock, guión: Jojo Moyes, basado en su bestseller, con: Emilia Clark, Sam Claflin y Matthew Lewis.

 

Por Horacio Vidal

4928



Acerca de

Horacio Vidal (Hermosillo, 1964 ) es publicista y crítico de cine. Actualmente participa en Z93 FM, en la emisión Café 93 con una reseña cinematográfica semanal, así como en Stereo100.3 FM, con crítica de cine y recomendación de lectura. En esa misma estación, todos los sábados de 11:00 A.M. a 1:00 P.M., produce y conduce Cinema 100, el único -dicen- programa en la radio comercial en México especializado en la música de cine. Aparece también en ¡Qué gusto!, de Televisa Sonora.


'¡Que rueden las lágrimas!' has no comments

Sé el primero en comentar!

Quieres compartir tus ideas?

Tu email no será publicado

Crónica Sonora