«No, no quiero buscar a dios. Busquemos libertad, equidad y justicia»


Tolerancia y respeto hacia las creencias religiosas ajenas son dos valores que promuevo.

Por tal razón reciprocidad es lo que busco, imposición es lo que evito y DETESTO.

_

Las personas que muestran cierto interés por mí, insisten que busque a dios,

Que dios tiene las respuestas, el amor.

Me dicen que no pierda la fe, que me llene de religión.

Ellos no saben que no es un vacío lo que yo tengo;

No es un vacío, si no lo contrario, estoy llena, repleta, cargada de tanto dolor, tanta frustración e impotencia.

Es por eso que no creo en dios, porque no lo puedo sentir;

Sólo siento este agobio que me carcome lentamente, que me desgarra por las madrugadas, que me sangra la paciencia.

Ahora díganme, ¿Dónde está dios cuando violan a una niña?

¿Dónde está dios cuando la rechazan en la escuela por provenir de una familia disfuncional?

¡Quiero saber dónde está dios cuando la matan a golpes!

También quisiera saber dónde se encuentra dios cuando una madre que ha sufrido violencia domestica intenta poner una denuncia en busca de justicia y protección, y las autoridades correspondientes la ignoran, cuando su gobierno simplemente está corrupto y desinteresado.

Díganme, cómo poder creer en dios rodeada de tanta injusticia, tanta ignorancia y prejuicios.

NO, no quiero buscar a dios.

¡Busquemos libertad!

¡Busquemos equidad!

¡Busquemos justicia!

Dios no estuvo ahí para protegernos, pero ahora es tiempo de protegernos a nosotras mismas.

Por Edna Sanchez Martínez

En la gráfica se aprecia a Edna durante la lectura de este texto, como parte de las actividades celebradas en Hermosillo el 24 de abril de 2016, en el marco de la Movilización Nacional contra las Violencias Machistas

Fotografía de Lorena Val

gaby



Acerca de

Hermosillo, 1990. Estudiante de la Licenciatura en Enseñanza del Inglés en la Universidad de Sonora. Maquillista y feminista.


'«No, no quiero buscar a dios. Busquemos libertad, equidad y justicia»' 1 comentario

  1. septiembre 10, 2016 @ 2:34 pm patricia montes

    ¿Cómo hablar de alguien que no se conoce? ¿Cómo culpar a alguien a quién no han incluído en su vida? ¿Cómo decir con seguridad algo que no se ha probado y hecho? Siempre culpamos a Dios pero pocos han obedecido su palabra, pocos han aceptado su maldad y se han arrepentido. Dios no puede hacer nada porque no lo han dejado entrar a sus vidas. No se puede juzgar a Dios a raiz de quienes en su nombre han proclamado mentiras sobre Él… te invito a conocerlo como es Él. No es una lampara màgica..porque para muchos solo se trata de pedir pero ¿Cómo esperar un cambio en los corazones si no estamos dispuestos a obedecer la palabra de Dios y esforzarnos? Entonces te puedo decir que Dios siempre ha estado tocando los corazones mandando a que nos amemos pero muchos lo han ignorado. Y tanto dolor en la tierra querida amiga es producto de una siembra hecha generación tras generación por nosotros mismos y hoy se esta cosechando el fruto de nuestra necedad. Para hablar de Dios primero debes conocerlo, no se atrevan a decir que lo conocen cuando no han tenído una relación con Él… no se atrevan a decir que el amor no existe.. que algunos se rehusen a vivirlo y a tenerlo no quiere decir que no existe…El mundo necesita de Dios en sus corazones no de religiones ni metodos humanos. Hay muchos testimonios de vidas restauradas de mujeres violadas que han sido sanadas del alma ¿ y otras porque no?… Entonces me diràs que los doctores mo existen¿ por que veo mucho enfermo?.. Solo el que clama a Dios tiene un acercamiento con Él no quien dice creer solo por cultura o costumbre. Él es el camino.

    Responder


Quieres compartir tus ideas?

Tu email no será publicado

Crónica Sonora