“No le sacamos la vuelta al aborto”; Martín Matrecitos, diputado electo de Morena


Hermosillo, Sonora.-

Conocí a Matrecitos el verano de 2006, cuando defendíamos el voto por voto, casilla por casilla. Me recuerdo en Zubeldía Square enfrascado en sesudas discusiones.

-Quiero aclarar que yo no soy pejista

-¿Y entonces que haces aquí?

-Lucho contra el abuso de poder

Pasaron los años, el de Tabasco no pasaba de presidente legítimo o candidato presidencial, y el Matre seguía ahí, firme en la brega. En el trieno 2012-2015 fue regidor por el PRD, “pero con Andrés”, me aclara. Llega el primero de julio de 2018 y ocurre lo que tenía que ocurrir, habemus presidente y no sólo eso, habemus diputado: Martín Manuel Matrecitos Cienfuegos gana el distrito IX de la capital de Sonora.

***

La relevancia del triunfo de Matre, in my view, la da el hecho de ser un político del pueblo, y un cuate que se ha rifado como pejiano desde hace mucho, nada que ver con los advenedizos que se subieron al tren de última hora. Por si esto fuera poco, es un tipo de bajo perfil. Veamos, pues, qué trae en la bola el cuasi diputado.

NO TODO ES AMLO

Llegué al lugar donde nos citamos y en mi cabeza me debatía entre aceptar o no que el entrevistado pagara mi café, si llegado el momento se ofrecía a hacerlo. “No debo aceptar ningún agasajo, siguiendo el ejemplo del maestro Granados Chapa… Pero bueno, ¿qué es un simple café?”.

Ingreso al recinto y ya estaba Martín saludando unos amigos. En eso llega un chaval y le dice “diputado”, él responde como todo menos como político: “Martín Matrecitos, a sus órdenes”. “¿No se acuerda de mí? Anduve en la campaña”. “Híjole, disculpa, pues mucho gusto”. “No se preocupe, me da gusto verlo, aquí trabajo”. La escena me confirma que al invitado no se le han subido los humos. Y empezamos.

-Pues ganaste, Matre

-No’mbre, yo pienso que si no le trabajo no la gano

-¿A poco sí?- le reviré pensando que el efecto Obrador no tenía rival

-Sí, estuvo muy cabrón con Cano Vélez. Por donde quiera que pasaba se veía; repartió muchas cosas.

En ese momento vino a mi mente un pintoresco spot del entrevistado, que no encontré en la red.

“NO LE SACAMOS LA VUELTA AL ABORTO”

Como era de esperarse, la conversación pronto viró a la controvertida reforma a la Ley 288, aquí en Sonora, la cual, a decir de sus críticos, limita el quehacer de la próxima legislatura en favor del poder ejecutivo; la cual, a decir de sus promotores, busca el equilibrio de poderes, tomando en cuenta que la coalición vencedora tendrá mayoría absoluta; lo cual, en palabras de la diputada Flor Ayala, se traduciría en leyes que “trastocan los valores de la sociedad sonorense”, a saber: aborto, matrimonios homosexuales, adopción homoparental y mariguana para todos.  (Véase nota de Brisa Retano en El Financiero). Al respecto, comenta Martín:

“La ciudadanía expresó su voluntad en las urnas y ellos (PRI y PAN) desgraciadamente se niegan a respetar el mandato. Han contraatacado con una serie de alegatos. Primero fue que lo del aborto. El aborto no deja de ser un tema importante, pero nosotros nunca lo abordamos en campaña, no fue nuestro lema ni nada por el estilo”.

“No le sacamos la vuelta a tratar el tema, pero no lo haremos como lo hacen el PRI, el PAN y sus aliados. De darse el caso, se hará una amplia consulta con la ciudadanía. Porque no nos podemos sustraer de las corrientes internacionales que vienen empujando en ese sentido. No es algo que esté en nosotros. De cualquier forma, si el ámbito se transfiere a lo local y no hay nada legislado en el nacional, tendrá que consultarse, como lo dice Andrés Manuel. Yo sé que muchos puedan decir que los derechos no se consultan pero es una forma y un estilo de cómo tomar en cuenta a la ciudadanía”.

Seguimos en el punto y el futuro diputado local para el distrito IX en Hermosillo no puede esconder el enojo ante la alteración que supone la reforma constitucional de marras.

“Sí, es legal lo que están haciendo, pero desde nuestro punto de vista no es ético. Le están sacando la vuelta al mandato ciudadano y el mandato del pueblo no era el aborto, no era la eutanasia, sino combatir la corrupción, el dispendio de los recursos, las mochadas y la impunidad. Ese es el mandato del pueblo y esa era nuestra agenda. Lo demás es una agenda que nos impuso el gobierno y los medios chayoteros, con el fin de crear una cortina de humo para legitimar lo que hicieron”.

HONESTIDAD ANTES QUE EXPERIENCIA

-Se dice que los próximos diputados por Morena son unos completos desconocidos, con excepción tuya, se dice también. ¿Cómo le van a hacer, o qué sabes tú que no sepamos respecto a su formación, sus planes de trabajo?

-Mira, yo creo que la mayoría de los que vienen son honestos y son gente preparada, gente de trabajo y que están convencidos de un proyecto. Y eso, de entrada, es el plus. La práctica se hará ahí, al andar. La virtud es esa, la honestidad, bajo tres principios que nos mandatan: no mentir, no robar y no traicionar. Bajo esa premisa se pueden hacer muchas cosas.

“Ahora, muchos (que han sido diputados) dirán que tienen mucha experiencia, pero los que trabajan son los asesores. ¡Y es la verdad, porque yo no te voy a revisar la cuenta pública! Yo soy licenciado en educación, yo no soy administrador ni contador. Nuestros asesores estudiarán la cuenta pública y nos van a decir generalidades. Tampoco somos neófitos, hay una cosa que yo siempre he dicho: hay sentido común y valores entendidos. Y bajo esa premisa no creo que vayamos a cometer errores, porque todos sabemos qué es lo bueno y qué es lo malo”.

***

Hablamos más, mucho más, pero aquí para la edición. En algún momento de la charla, Matrecitos discurría sobre el deber moral del funcionario público para con el pueblo y la emoción lo embargó.

-La gente, si ve que tú le pones empeño, te lo va a reconocer, aunque no salga el problema, pero si ve que le dedicaste su tiempo… No… Me emociono…

No recuerdo si las lágrimas emergieron, pero su voz sí se quebró. Para atajar, inquirí:

-¿Cuantos abriles te machucas, Martín?

-Yo tengo cincuenta y tres años, suficientes como para tener los pies en la tierra y no marearme con el poder, ni por mucho ni por poco.

Sea pues.

Texto y fotografía por Benjamín Alonso



Acerca de

Premio Nacional de Periodismo 2007. Director de Crónica Sonora. Contacto: kiktev@gmail.com


'“No le sacamos la vuelta al aborto”; Martín Matrecitos, diputado electo de Morena' has no comments

Sé el primero en comentar!

Quieres compartir tus ideas?

Tu email no será publicado

Crónica Sonora