Historia de una exposición fotográfica


Todos vamos a las inauguraciones ignorando el proceso de gestación.  Pero pa’ eso está CS, pa’ que usted se entere, esta vez llevado de la mano del siempre inquieto Israel Garnica. Ánimo.


 

Cuenta la leyenda que era un viernes «de café y charla amena” entre  Luis Gutiérrez  e Israel Garnica, dos fotoperiodistas y amigos de parranda  “cafetera”. Una tarde calurosa (raro en Hermosillo),  ya entrados en  la plática, nos dimos cuenta de que no había alguna institución, alguna asociación,  que nos diera la oportunidad de seguir  aprendiendo sobre este oficio y, sobre todo, compartir el conocimiento y experiencia adquiridos en estos ya casi  19 años como fotógrafo de prensa, en mi caso. Eso fue una tarde de abril del 2014 y dos meses después nace el Colectivo Fotógrafos del Desierto, una entidad dedicada a retroalimentarse en el conocimiento y compartir las experiencias vividas a través de cursos en diferentes niveles y especialidades de la fotografía, talleres y agencias de publicidad, y conferencias.

 

Después de casi dos años de picar piedra e ir contra corriente por el famoso “ego” de los propios compañeros fotógrafos, decidimos realizar una muestra fotográfica (¡la primera!)  en la que los estudiantes de estos cursos y los propios fotógrafos que han compartido con nosotros su conocimiento y experiencia mostrarían parte de lo que hemos aprendido juntos en este corto tiempo.  Queríamos que fuera una experiencia donde los fotógrafos de los diferentes géneros que ahora son parte del colectivo mostraran su obra.

 

Así que el segundo reto era conseguir lugar para esta exposición. Afortunadamente encontramos a la persona en el lugar y el tiempo correctos. María Elena Verduzco, directora de Radio Sonora, nos ofreció el espacio con una sola petición: que se inaugurara en el marco del Festival Internacional del Pitic, mes y medio después. «Ufffff ¡¿Es neta?!», nos preguntamos Luis y yo. Pero como todos unos guerreros aventurados dijimos: «Sí, aceptamos».

 

Decidimos beber un par de cafés más para aligerar la presión y decidir cómo chingados le haríamos. Volteábamos a vernos y nos reíamos de nervios… eso estuvo bueno. Así es como nos gusta trabajar. Bajo presión.

 

Nos dimos a la tarea inmediata de publicar en el muro del Facebook del Colectivo Fotógrafos del Desierto las bases para  para la recepción del material para dicha exposición. Algunos compañeros decidieron que no por el corto plazo, ya que una de las reglas era “material no presentado en ninguna otra exposición y que se haya realizado durante el tiempo que el colectivo tiene dando cursos“. Suficiente para que cada uno de nosotros hubiera realizado algunas buenas imágenes.

 

Todos los días,  inclusive antes de que entraran a trabajar, los directivos de Radio Sonora ya tenían mensajes y llamadas de nosotros para ponernos de acuerdo sobre el espacio, las mamparas, la hora, la fecha etcétera, etcétera, etcétera, para montar la exposición.  Agradezco con el alma todo el apoyo recibido. Después a investigar costos para montar las fotografías, puesto que cero patrocinios.

 

Compañeros muy comprometidos se dieron a la tarea de realizar todo esto con la ayuda de algunos pocos, y créanme cuando digo algunos pocos… Seguíamos con los detalles, claro, sin que cada uno descuidara su trabajo diario con responsabilidad y como prioridad. Total, la mañana previa a la inauguración montamos las imágenes y afinamos detalles para que todo quedara como habíamos planeado. Observar, planificar y actuar. «Educar nuestro ojo fotográfico”. Y a esperar con gusto la hora de la verdad de ese día.

 

Llegué temprano y vi a amigos y compañeros de Radio Sonora poniendo una meza con café, sodas y bocadillos. Me sorprendí y agradecí. Empezaron a llegar compañeros expositores, amigos y gente interesada en observar la muestra fotográfica. Asistieron muchas personas; la sala se llenó al punto de no poder caminar. Corte de listón, discurso de autoridades y después mi turno.  Agradezco a todos por su ayuda, menciono que mi amigo y colega de proyecto, Luis Gutiérrez, como todo un profesional no asistiría por tener que trabajar, ironía de la vida, cubriendo el Festival del Pitic. Muestra de un video, aplausos, recorrido y final feliz… ¡Aprendimos y aseguramos que la próxima será mucho mejor!

 

Texto y fotografía (de la expo de marras) por Israel Garnica

 

expo



Acerca de

Fotógrafo de prensa por más de dos décadas aunque no lo parezca. Pertenece a la fuga de talentos inversa: del DF a Sonora.


'Historia de una exposición fotográfica' has no comments

Sé el primero en comentar!

Quieres compartir tus ideas?

Tu email no será publicado

Crónica Sonora