Fernanda Araiza: Respondiendo


El padre de Fernanda Araiza recomendó a Crónica Sonora censurar a uno de sus articulistas (qué novedad) y como respuesta Fernanda reinicia una investigacion cuyos resultados presentamos a continuación.


 

Ha sido un proceso difícil, pero poco a poco he ido teniendo más claro el porqué, cuando el portal Pajarito News subió el video de mi padre golpeándome en la Plaza Bicentenario, muchos de los comentarios fueron misóginos; algunas opiniones del pueblo de Sonora desesperadamente buscaron todo tipo de justificaciones absurdas para la brutalidad de mi padre hacia mí. Claro está que él mismo, cobardemente, se dio a la tarea de manipular opiniones con la intención de desviar la atención de su agresión hacia mi persona.

 

En su momento fue desconcertante escuchar la horrible réplica de mi agresor en el programa de radio Proyecto Puente, con la impotencia de que el conductor Luis Alberto Medina no cuestionara en ningún momento los disparates, insultos y amenazas (agresiones verbales), dirigidas hacia mí y sobre todo, hacia el psicólogo Rafael Barajas Valenzuela. Escuchen la grabación, ¡en ningún momento lo interrumpe, ni le pregunta si tiene evidencia alguna de todas las acusaciones absurdas que hace!, yo me pregunto ¿por qué Luis Alberto no interrumpió, cuestionó el discurso malicioso de mi agresor, para redirigirlo hacia el verdadero asunto a tratar, la aparentemente insignificante golpiza que me dio en la Plaza Bicentenario?

 

Pues no. Ahí al aire, de manera irresponsable, se le brindó casi media hora (de muy alto rating, me imagino) para que me volviera a azotar con sus palabras llamándome delincuente, drogadicta, puta. Lo único rescatable de esa entrevista fue que mi agresor confirmó su crimen; no pudo resistir la tentación de continuar agrediendo y en su verborrea, aceptó su responsabilidad sobre los hechos, tal y como lo expuso al aire minutos después el procurador de justicia Rodolfo Montes de Oca, en el mismo programa.

 

No conforme con eso, mi padre aprovechó la ocasión para amenazarme de manera pública, ya que fueron más de 2 veces en las que afirma que “la única afectada al final será ella”. Me pregunto qué lo hizo estar tan seguro de ello, aun cuando públicamente ha aceptado cometer un crimen de carácter penal. ¿Por qué sería yo la única afectada si él es quien me agrede? ¿Si es él quien ha volcado años de represión y frustración por su divorcio, sobre mí? Sólo bastó un segundo para que la última golpiza que me dio terminara de matar cualquier sentimiento de afecto hacia él. Y es que ya no soy la misma niña que intentaba idealizar sus conductas agresivas, corruptas y reprobables, para pensar que las cosas no estaban tan mal. Claro que tenía el control sobre mí, ¿a dónde puede correr una niña, con quién acusarlo?

 

A escasos meses de cumplirse el año de esa golpiza, a mi agresor no le han dictado sentencia. Vivo horrorizada porque sigue en libertad acosando y agrediéndome. Aun cuando finalmente en noviembre del año pasado las autoridades se movilizaron para que procediera mi denuncia y lo arrestaran, fueron las mismas autoridades quienes en febrero de este año le han concedido, atendiendo argumentos falaces, la libertad bajo caución.

 

Al revisar el auto que se le concedió, me percaté de que lo obtuvo gracias a la presión que su abogado ejerció ante el juez a través de la Comisión de Derechos Humanos, alegando que su condición de salud era grave, cuando en realidad su condición de salud ha sido más que estable los últimos 15 años de su vida, en los cuales me ha estado jodiendo la vida a mí. (Ver certificado médico anexo.)

 

Tal y como ya lo hice constar por escrito y con todas las evidencias ante el juez a cargo de la causa penal, mi padre,aun estando en libertad bajo caución, ha decidido agredirme una vez más: hace unos días se atrevió a despotricar en los comentarios de un artículo del psicólogo Rafael Barajas Valenzuela, publicado aquí en Crónica Sonora, quien continúa siendo victimizado una y otra vez sin que las autoridades hagan absolutamente nada por protegerlo o reparar el daño que se le ha provocado; su denuncia por amenazas y daños no ha recibido el más mínimo seguimiento por el Ministerio Público a cargo de la averiguación previa.

 

El señor Miguel Martín Araiza Coronado ha intentado posar como un padre preocupado, cuando en realidad, la EVIDENCIA indica que es una persona extremadamente violenta y explosiva, sin el más mínimo control de sus impulsos. Así lo confirma el video en el que casi me mata a golpes y el largo historial de averiguaciones previas en su contra, contando cuatro denuncias por amenazas en su contra por parte de diversas personas, una por falsedad de declaraciones, otra por incumplimiento de obligaciones familiares, cuatro por violencia intrafamiliar y una última por amenazas con lesiones que tardan más de quince días en sanar y daños a la propiedad. Yo aquí le pregunto al señor juez, ¿Por qué no ha impartido justicia, si desde hace meses tiene todos los elementos para elaborar un dictamen?

 

Ya no queda más palabrería dónde esconderse Martín, jamás te llamaré padre otra vez. Lo escribo aquí para que puedas leerlo las veces que sean necesarias; te has encargado de ser la vergüenza de todo Sonora, representas todo lo que está mal con nuestra sociedad y gracias a mí misma, a mi valor y auto respeto, jamás volverás a ser parte de mi vida.

 

A continuación presento todos los documentos que integran el expediente penal 398/2015 y que RESPALDAN todo lo que he escrito aquí. En el dictamen de la orden de protección se le advierte a mi agresor que se abstenga de agredirme por cualquier medio, sea físico, telefónico o electrónico, restricción que ha violado una y otra vez, aún después de condicionar su libertad a no volver a agredirme, ante el juez, en su petición de la libertad bajo caución, aún después de que el juez aceptara dicha condición y la especificara en el auto donde le concede la libertad bajo caución.

 

El horror que me ha tocado vivir no me va a arruinar la vida. Me rehúso a enfermarme, a vivir como una víctima. A pesar de que las personas que se suponía debían cuidarme, son las que me trataron a golpes. Es la peor pesadilla que un ser humano puede experimentar; en verdad, soy feliz de ya no estar en ese lugar.

 

Sé que no soy la única y que no estamos solas en esta lucha; y de verdad, de todo corazón, agradezco el cariño y el apoyo que me brinda tanta gente sensible y humana que se ha acercado a mí en éste último año. Gracias por siempre.

 

Texto y fotografías por Fernanda Araiza

1

2

13224146_1607176756267948_1196472641_o

13241619_1607176742934616_1642850632_o (1)

13225035_1607176752934615_114887844_o

5

13241619_1607176742934616_1642850632_o (1)



Acerca de

Autopresentación: María Fernanda Araiza Mendívil es una mujer joven, independiente y trabajadora, Con dotes artísticos y un gusto innato por las ciencias y la literatura. Estudiante de 5° semestre de medicina. Cinta negra en karate, cinta café III en juijitsu japonés y cinta roja en taekwondo. Sobreviviente de femicidio y violencia intrafamiliar. Luchadora de los derechos humanos de la mujer.


'Fernanda Araiza: Respondiendo' tiene 11 comentarios

  1. mayo 18, 2016 @ 10:02 am Carlos Mal

    Te apoyamos nosotros, la otra mitad de Sonora. La mitad buena, la que va a ser recordada como la que estaba del lado correcto de la historia. Que tu valor inspire a quienes sufren esto y se callan. Todo el apoyo y toda la solidaridad.

    Responder

    • mayo 23, 2016 @ 10:24 pm Maria Fernanda Araiza Mendivil

      Hola Carlos, en verdad muchas gracias por tu comentario, por hacerlo. La cultura de violencia hacia la mujer ya tiene que expirar, me pongo a pensar en todas esas otras mujeres y niños victimizadas de las que nadie sabe nada, creo que será bueno hacer algo para ayudarlas a ellas también, es increíble la indiferencia que existe entre la gente, todos los días, a donde quiera que mires, sobretodo cuando te enfrentas a un problema de este tipo.

      Responder

  2. mayo 18, 2016 @ 10:44 am Norma

    Conocí a una persona que no hubiera dudado en contactarte y que te hubiera acompañado arduamente en tu lucha mucho mas que solo de palabra…me la recuerdas y se que ella cuando yo le platique a su espíritu te acompañara desde el cielo.. era mi mamá Norma Alicia Pimienta y ella fué una mujer que no dudaba en brindar su apoyo y que tenía un gran espíritu de lucha por la equidad de género, te saludo y mando un fuerte abrazo 🙂

    Responder

    • mayo 23, 2016 @ 10:02 pm Maria Fernanda Araiza Mendivil

      Muchas gracias Norma, no tengo palabras para expresar lo hermosa que me hizo sentir tu comentario, me hubiera gustado conocer a tu madre y creo que me va a gustar conocerte a ti, me honra saber que ves un poco de ella en mi, me inspira y me da ánimos para ser mejor, gracias por tu apoyo y hermoso gesto.

      Responder

  3. junio 4, 2016 @ 10:14 am Manuel

    Había leído poco de tu caso fernanda. Me entristece mucho esté tipo de situaciones que has vivido,lo bueno que ya estas saliendo de ese tormento psicolgico y emocional.
    Aquí tienes un amigo que te apoya
    Ps: me debes una película jaj

    Responder

  4. junio 4, 2016 @ 3:31 pm Blanca Leyva

    Cuando recién salió tu video no vi comentarios misóginos, la mayoría te apoyaban a ti. La gente comenzó a dejar de apoyarte cuando salieron las otras cosas de como se grabó el video y lo que tu hiciste para que el señor se pusiera así. Luego tu hermana habló en la radio, defendiendolo a el. Que si es tan malo como tu dices, deberían de apoyarte a ti ¿qué no?
    Y la evidencia que muestras en este artículo es la misma foto tomada 6 veces.

    Responder

    • junio 28, 2016 @ 3:55 pm Ildefonso Maytorena

      Si te fijas bien, Blanca Leyva, cada una de las fotos tiene un código ID FUENTE diferente, eso se debe a que se trata de una averiguación previa DIFERENTE, de manera que no se trata de ‘la misma foto tomada 6 veces’. Hay que poner mejor atención a los detalles.

      Responder

  5. junio 4, 2016 @ 7:03 pm Ángel azul

    Lo que me sorprende más de este caso es la pocision de la madre! Donde se a visto que una mujer defienda a el ex marido que un día la Maltrato ? Y lo peor que tipo de madre deja a su hija viviendo con el exesposo cuando ni ella lo hiso… Que habrá detrás de esta historia que no ha salido a la luz…. Creo solo vemos aquí la punta del iceberg.
    Que Dios te bendiga Fernanda. El final Dios pone a todos en su lugar.

    Responder

  6. junio 17, 2016 @ 8:44 am Jacobina Platt

    Experta en varias artes marciales y no se «pudo» defender de la agresión. Que absurdo y contradictorio.

    Responder

  7. junio 17, 2016 @ 8:31 pm Lorenza del Carmen Ruedas

    Es una pobre tonta, que cree que va a comerse el mundo de una tajada. Y más tontos quienes le creen. La vida se encargará de ponerla en su lugar a esta mujer ignorante, hija de papi, que ya no haya que inventar para hacerse notar. Amante de la ciencia, ja ja, no sabes ni lo que es eso. Eres una pobre adolescente que se cree adulta. Además eres homofóbica, solo hay que ver las expresiones que usaste, en fin, me cae muy mal toda esta mentira armada por tí y algunos medios amarillistas.

    Responder

    • junio 28, 2016 @ 3:50 pm Ildefonso Maytorena

      Ya se habían tardado en hacer algún comentario estúpido las amistades de este fulano Martin Araiza, es impresionante la violencia que siguen ejerciendo contra la víctima de este hombre. La chica que escribe el articulo presenta todas las evidencias y su relato es nada más que la triste realidad para muchas mujeres en este país, el hecho de que no escriban para expresar su apoyo es parte del problema, porque cada una piensa que esta sola en su lucha o que nunca les va a pasar algo así, es tan fácil ser indiferente. Mucho ánimo Fernanda, eres una guerrera, puedes estar segura de que hombres y mujeres te admiramos por igual, cuentas con todo nuestro apoyo.

      Responder


Quieres compartir tus ideas?

Tu email no será publicado

Crónica Sonora