El lado no tan kawaii del mundo friki


Hermosillo, Sonora.-

Un agradecimiento a las personas que compartieron su testimonio y a una buena amiga por sus correcciones a la nota.

En Hermosillo también existen diversas subculturas como los rockeros, los fresas, los góticos y ese mundillo adicto a las películas, animación y cómics: hablo de los frikis. A principios de siglo (2004), su mayor punto de reunión solía ser ese evento friki denominado Chibi Anime Fest, mejor conocido por sus siglas, CAF. La organización detrás de ello se esforzaba por brindar una experiencia completa y agradable para todos, desde los visitantes hasta los contribuyentes como dibujantes y cantantes.

Pero con tanto tiempo, las fricciones agrietarían cada vez más la relación entre los organizadores. Es 2012 y un nuevo integrante se les une con conocimientos de contabilidad y adminstración, lo que significaría que la gestión mejoraría en gran manera.

Sin embargo, cuando alguien proponía algo nuevo, la excusa de ese hombre era “no hay dinero para eso”. Sea para el concurso de karaoke, de cosplay, invitar a un actor de doblaje, etcétera; todo era cuestionado por él. En cada junta, la apatía poco a poco cobraba más peso, solo reciclando ideas y las peleas eran la norma para lograr un mínimo de esfuerzo por hacer bien las cosas y, por supuesto, para que el tesorero soltara un poco más de presupuesto a los planes.

Todo culminó en 2017 cuando en otro de los eventos de Bakumatsu, Halloween no Matsuri, uno de los integrantes fue forzado a salirse por un staff ajeno a la organización, impuesto por ese mismo tesorero. El día después del festival, el resto del staff decide confrontar a la persona en cuestión, cuya indiferente respuesta fue “luego lo vemos” antes de irse.

Tiempo después, deciden ver el registro del CAF, cual corría a cargo del contador. Justamente todo encajó como una pieza de rompecabezas. Ahora, Bakumatsu deja el evento CAF enteramente a cargo de (sobrenombre puesto por ellos) Voldemort.

Noticias tardías, falta de diseño en la publicidad, falta de comunicación y el mayor agraviante: el artist alley era tan pequeño que ni siquiera los artistas podían salir de ahí en caso de alguna emergencia. Vea la siguiente imagen:

Por trescientos pesos tenías un stand apenas más grande que un departamento de Hong Kong

Contrastando con eso, los stands de mercancía eran mucho más grandes y se percibía claramente un compadrismo entre el juez del torneo de Yu-Gi-Oh, esos mismos vendedores y Voldemort. Al día siguiente, la fanpage de Bakumatsu hace un comunicado al respecto del desastre de evento, explicando esto que cuento, junto con la palabra de los demás administradores en sus respectivos muros de la red social.

La ambición es un dragón de dos filos: puede ser usada para llegar alto o puede tumbar a su usuario hasta el abismo más alto.

En el caso de este Voldemort se adueñó de trabajo ajeno de gente entusiasmada (aunque demasiado optimista para registrar el nombre), incluso embolsándose el dinero de Halloween no Matsuri destinado para los invitados.

Pero hay más eventos frikis con más propuestas que el CAF. La gente sabe que haciendo las cosas bien se tienen buenos resultados, sin necesidad de sabotear a los demás. Y esto es en todos lados. Siempre habrá gente maliciosa rondando, pero también existen personas con las ganas de aportar un bien a los otros. Porque, después de todo, somos humanos.

Texto, fotografía y collage por David Alejandro López Portillo

«Kaita tomi» en japonés

Somos una plataforma editorial independiente y el apoyo financiero de nuestros lectores resulta fundamental para trabajar en libertad. Adquiere una suscripción anual (mil pesitos mexicanos) o simplemente pícale en:



Acerca de

David estudió para animar, dibujar e ilustrar. Licenciado en Diseño Gráfico por la Universidad de Sonora.


'El lado no tan kawaii del mundo friki' tiene 8 comentarios

  1. mayo 13, 2019 @ 10:49 am Mavier Jigara.

    solo quiero comentar que si no eres del mundo friki no le vas a entender mucho a esta historia, en ningun momento dijeron que «bakumatsu» es el nombre del grupo creador del caf, eso puede confundir al lector, tampoco dijeron que Hallowen No Matsuri es el otro evento de Bakumatsu y que es en octubre por eso del nombre Hallowen, no hay que dar por hecho que la gente ya sabe parte de la historia, se debia contar todo como si una persona comun «no friki» la leyera. por su atencion gracias, muy buena nota, que bueno que este saliendo a la luz.

    Responder

    • mayo 13, 2019 @ 11:00 am Benjamín Alonso

      Totalmente de acuerdo, Mavier. En mi calidad de editor, saludo el merecido jalón de orejas.

      Saludos

      Responder

      • mayo 13, 2019 @ 7:18 pm David López

        Como escritor de la nota, acepto (y agradezco) las correcciones hechas.

        Responder

    • mayo 13, 2019 @ 7:15 pm David López

      Como escritor de la nota, acepto (y agradezco) las correcciones hechas.

      Responder

  2. mayo 13, 2019 @ 11:05 am Dulce Hernández

    faltó agregar que el mismo espacio de 1mt que le costó $300 a los artistas, a las tiendas chicas nos costó $1,000 el mismo espacio

    Responder

    • mayo 13, 2019 @ 7:19 pm David López

      ¡Es cierto! A los no afiliados se los trató también como molestia.
      El compadrismo estuvo muy viciado ahí.

      Responder

  3. mayo 13, 2019 @ 3:58 pm ND

    Afortunadamente están saliendo nuevos eventos que rescatan la cultura Friki de esta ciudad. Me tocó participar en CAF en una ocasión con un puesto de comida y fue muy complicado …. y después me tocó participar en » El otro evento » ………. y genial !!!!
    Creo que hay muchos niños, adolescentes y Jóvenes que disfrutan de estas actividades , aun gente madura como uno …… ( no vieja……..madura ) , espera con ansias estos eventos de anime, así que hay que elevar la calidad de todo lo que se ofrece en ellos….

    Responder

    • mayo 13, 2019 @ 7:20 pm David López

      Todo inicia con pagar por calidad, justamente.
      Siempre habrá gente honrada y espero que tu experiencia en cualquier otro evento sea mucho más grata.

      ¡Saludos!

      Responder


Quieres compartir tus ideas?

Tu email no será publicado

Crónica Sonora