Rosendo Arrayales


Ciudad Obregón, Sonora.-

De no ser por la carta que redactaron regidores de Morena, uno del PES y una del PT el día miércoles, el mes de septiembre hubiera sido muy aburrido. Y es que según ellos Rosendo Arrayales debe ofrecer una disculpa pública por el papelito que hizo el día del Informe, cuando ellos -si tuvieran un poco de vergüenza- debieran hacerlo ante los cajemenses por seguir las prácticas de administraciones anteriores y dar la espalda a quienes votaron por su planilla en 2018.

En su papel de perdonavidas, los paladines de la supuesta Cuarta Transformación (excepto Alma Aurora Preciado) expresan en un oficio que no es de ninguna manera afán de ellos hacerle algún daño porque “no les gustaría verlo solo y fuera de cualquier proyecto político por sus actos”, y es que precisamente es por eso: por sus actos, que Rosendo tiene un lugar en la vida pública de Cajeme, lo tenía desde antes que Morena y el PES existieran y cuando el PT era un muerto viviente.

Rosendo podrá ser rijoso, ingobernable, inflexible, intransigente, obstinado y para algunos políticamente incorrecto, pero sin duda es el más congruente en la planilla de la coalición ganadora y me atrevo a decir, en toda la estructura del Gobierno Municipal, mucho antes que un golpe de suerte hiciera a estos regidores ganar 40 mil pesos al mes, la mayoría sin desquitarlos, Rosendo ya abrazaba causas populares.

El documento expresa de forma clara -en el fondo y en la forma- el nivel de regidores que integran la mayoría de Morena, PES y PT. Faltas de ortografía, ignorancia sobre el marco normativo y tan contradictorio en su redacción como en sus posturas.

Ojalá se indignaran por otros motivos estos regidores de la izquierda trasnochada cajemense, un solo pronunciamiento en favor de los colectivos que buscan a personas desaparecidas no ha habido, extrañamientos a funcionarios que tienen desaseo en los estados financieros a su cargo tampoco, usar sus voces como mayoría para gestionar recursos menos.

Vamos, ni a sus brillantes iniciativas les dan seguimiento, como el caso del apoyo a Evo Morales, la compra de drones por parte del Municipio para vigilar la ciudad y que los regidores tengan la facultad en lo individual de despedir a empleados municipales.

El día del Informe algunos integrantes de la mayoría acompañaron al Alcalde desde su oficina hasta la sala donde enviaría su mensaje, quizá  para ellos fue una muestra de gentileza o diplomacia, desde fuera se percibió el ejemplo de lo que hasta hoy han sido: comparsa.

Ojalá aprendan ambas partes, es el resultado de mezclar el agua y el aceite. Rosendo Arrayales no ha dejado de ser el mismo, su esencia contestataria es así, un típico individuo que va contracorriente del statu quo, estos regidores de la coalición “Juntos haremos historia” honran a la perfección el nombre, hacen historia al convertirse en lo que tanto criticaron.

Ya está bastante grande Rosendo para ocupar que se le defienda y menos desde estos espacios, muchas de sus intervenciones son temas recurrentes, pero para eso tiene su sueldo, para que señale, que objete, que debata, -se extralimita al tratar de influir en el sentido del voto de sus compañeros- pero quitando eso, es preferible un Rosendo a toda la izquierda de ornato.

Y conste que no es promoción política en tiempos de álgida ebullición partidista, lo más seguro es que si lo veo en una boleta electoral no votaría por él, tampoco es inventarle una santidad que no posee. Rosendo es un elemento muy valioso en la oposición, como parte del gobierno ya vimos que su rectitud es anacrónica.

Texto de Gustavo Zamora

Fotografía de Benjamín Alonso

 



Acerca de

Columnista cajemense en SíntesisNoticias.com


'Rosendo Arrayales' has no comments

Sé el primero en comentar!

Quieres compartir tus ideas?

Tu email no será publicado

Crónica Sonora