Pequeña Niña Triste


Como cada semana, la cinecrítica de Horacio Vidal en Crónica Sonora


Janis Joplin es el más grande símbolo femenino de la contracultura norteamericana. Su veloz y agitado paso por la década de los sesentas dejó una huella imposible de olvidar. La Joplin, cantando como las diosas negras del blues, explotaba en cada interpretación: desde “Piece of my heart” hasta “Summertime” (mi favorita personal), la fuerza de sus notas aún pueden estremecer al más bragado.

 

Así, Janis: Little Girl Blue, el documental de Amy Berg, logra recuperar la memoria de la cantante al tomar la decisión de construir un relato mucho más íntimo y personal, pero no por esto menos desgarrador.

 

Amy Berg explora el lado más vulnerable y humano de Janis Joplin. En 1963, un compañero la publicó en el periódico escolar como el tipo más feo de la prepa”; aunque sus amigos hippies y beatnikes le dijeron que no hiciera caso de semejante tontería, el golpe recibido le afectó profundamente. Nadie debe perderse la fiesta de reencuentro generacional en donde la diva Joplin regresa triunfante, frágil y subversiva, ante esos ex condiscípulos.

 

El documental, realizado a partir de fotogramas originales de conciertos, presentaciones y entrevistas a Janis, así como de testimoniales oportunos, apuesta por una construcción aparentemente tradicional; sin embargo las imágenes nos hablan de un texto subyacente: las calles, los barrios, los ghettos y los bares que irían cincelando la obra de arte que terminó siendo Janis Joplin, una locomotora que después de todo sólo seguía su inexorable destino.

 

En los testimonios solo hablan quienes tienen algo que aportar. Aquí no veremos a otras celebridades. Seremos testigos del paso del tiempo entre aquellos que conocieron a Janis Joplin hace ya más de 50 años.

 

Janis: Little Girl Blue presenta entonces su mejor carta. Quienes pueden hablar de aquello que les consta, aún viven y la mayoría siguen enganchados a la vitalidad de Janis Lyn Joplin. Los hippies envejecidos cuentan sus historias con voces nostálgicas y rasgadas, quizás imitando la cadencia de las melodías que interpretaba la Joplin.

 

Sin hacer fetiches con los números, Janis: Little Girl Blue  tal vez nos oriente un poco respecto a intentar resolver el misterio de aquellos grandes cantantes que han muerto a la temprana edad de 27 años.

 

Digamos que son espíritus muy sensibles y con inclinaciones melancólicas.

 

Digamos que, aunque en el escenario eran aplaudidos e idolatrados, se sentían diferentes y por lo tanto, solos.

 

Janis: Little Girl Blue, una alternativa documental que puede equilibrar esta temporada de estrenos veraniegos. Testimonio de toda una época que aún conserva la energía y la voluntad para capturar nuestra sensibilidad.

 

Janis: Little Girl Blue  Directora: Amy Berg. Con: Janis Joplin y Cat Power. Género: Documental. Edición: Brandan Walsh. Supervisión musical: Jonathan Zalven.

 

Por Horacio Vidal 

8DNvu6uPDI94ykWGSsUMWXARDn7



Acerca de

Horacio Vidal (Hermosillo, 1964 ) es publicista y crítico de cine. Actualmente participa en Z93 FM, en la emisión Café 93 con una reseña cinematográfica semanal, así como en Stereo100.3 FM, con crítica de cine y recomendación de lectura. En esa misma estación, todos los sábados de 11:00 A.M. a 1:00 P.M., produce y conduce Cinema 100, el único -dicen- programa en la radio comercial en México especializado en la música de cine. Aparece también en ¡Qué gusto!, de Televisa Sonora.


'Pequeña Niña Triste' has no comments

Sé el primero en comentar!

Quieres compartir tus ideas?

Tu email no será publicado

Crónica Sonora