«No soy de Morena, tampoco de la CNTE. Yo soy un docente, que lucha por su gente, olvidada por el SNTE.»


Momentos de tensión se vivieron esta mañana en las inmediaciones de la Universidad Tecnológico de Hermosillo (UTH), al sur de esta ciudad, cuando docentes acompañados de paterfamilias se manifestaron contra la evaluación que mandata la muy llevada y muy traída reforma educativa con sabor a laboral.

 

Hoy tocaba el examen para evaluar el desempeño de los docentes de nivel preescolar, pero a decir de un profesor activista: «Sólo entraron unos pocos de los compañeros notificados, la mayoría estamos aquí, como usted puede ver. Y los pocos que entraron no hicieron el examen que porque se cayó el sistema». Luego remató: «Que los medios de comunicación digan la verdad, por favor». Le juro que ese es también mi más caro deseo, quise responderle, pero no me atreví porque otra cuestión me taladró: ¿Y dónde está la verdad?

 

Pero más allá de cualquier debate filosófico lo cierto es que los profes se movilizaron esta mañana y lo hicieron con determinación. Tanto que burlaron una primera valla de contención, como podrá registrar usted, veedora o veedor, en el siguiente y primitivo video que las cámaras de Crónica Sonora han traído para usted.

 

 

Después de esta amague los mentores y las mentoras se dirigieron a las instalaciones de la UTH pero una nueva barrera humana les esperaba, construida ésta con los mismos policías que raudos se desplazaron allá, como seguramente ya lo apreció en el antedicho video. Vino entonces un diálogo improbable en otros tiempos u otras latitudes: el jefe de los gendarmes se apersonó con los educadores y en honor a la verdad digo que dio gusto presenciar un intercambio verbal en el que imperó la razón:

 

 

Luego dimos fe del espontáneo acto que a bien tuvo emprender una madre de familia, quien no la pensó dos veces para tomar el micrófono e increpar a los guardianes del orden con sendos recordatorios de su infancia, la de ellos, en la que seguramente fueron bañados con la sabiduria y el cariño de algún magister como los que ahora tienen frente a sí y osan reprender.

 

 

El marcador final del encuentro presentó victoria para el magisterio activista. O al menos esa fue la impresión recogida por este reportero: más de 200 profesores se manifestaron en este solo acceso (hubo otro más); la mayoría de los notificados decidió no ingresar y los pocos que lo hicieron no pudieron realizar el examen por «fallas en el sistema», la circunstancia que lo resuelve todo en este corrupto país. En fin, un triunfo en toda la línea para la disidencia magisterial. Eso sí, esta es sólo una batalla entre tantas.

 

Texto, video y fotografía por Benjamín Alonso Rascón

???????????????????????????????

 

IMG_0738 - copia

 

IMG_0757 - copia

 

???????????????????????????????



Acerca de

Premio Nacional de Periodismo 2007. Director de Crónica Sonora. Contacto: kiktev@gmail.com


'«No soy de Morena, tampoco de la CNTE. Yo soy un docente, que lucha por su gente, olvidada por el SNTE.»' tiene 4 comentarios

  1. febrero 1, 2016 @ 9:44 pm luz ofelia

    Gracias! Gracias! Es uno de los primeros que leo y describe la realidad. Se nota su ética y profesionalismo

    Responder

    • febrero 4, 2016 @ 10:35 am Benji

      Al contrario las gracias son para ti, Luz Ofeliz. Un saludo muy cordial.

      Responder

  2. diciembre 12, 2016 @ 2:04 pm Claudia Landavazo

    Que bien! Muchas gracias por una crónica con esta perspectiva tan cercana a la gente, sobre todo en una situación tan compleja y tan manipulada por los medios, también un sentido reconocimieto a las personas involucradas en este acto de claridad, los manifestantes, los padres de familia y las autoridades presentes en el video, por el intento genuino de diálogo y entendimiento.

    Responder


Quieres compartir tus ideas?

Tu email no será publicado

Crónica Sonora