Celosos extremos. Ocho testimonios


Es un privilegio estrenar el trabajo de Evelynn Lozano, quien recupera ocho experiencias celotípicas y arma una sesión fotográfica para llamar la atención sobre un cáncer milenario.

Viva el periodismo de autor, sí señor.


Los celos son un comportamiento usual. Tanto hombres como mujeres son víctimas del acoso por parte de sus parejas con agresividad verbal o física, juzgando sin razón. En una relación normal debe existir la confianza y el respeto, algo que los celosos no entienden. A continuación unos relatos de celosos extremos. Los dejaremos en anonimato porque actualmente algunas de estas parejas aún están juntas, todas en Hermosillo.

Andrea 21 años

«Se ponía paranoico cuando le preguntaba si podía ir a las juntadas del trabajo; me decía que esas solo las hacían para aprovecharse de chicas como yo. Solo podía ir a lugares con él. El me alejó de todos mis amigos».

Laura 25 años.

«Su pretexto era que se ponía paranoico por el alcohol y las drogas Pero él nunca se molestó en dejarlas… Inventaba cosas, inventaba que salía con otro chico cuando yo tenía que irme a mi casa».

Antonio 26 años.

«Me daba placa tomar mi celular para ver algún mensaje importante o algo… No quería provocar su enojo. Pensé que era normal pero cada vez era más desgastante. Un día dejo su laptop a la vista y descubrí que ella era la que me estaba engañando con otro. La vida no tiene sentido…».

Cinthia 23 años

«Cuando decidimos vivir juntos él ya no quería que me siguiera vistiendo igual. Me hizo tirar todos mis vestidos, mis faldas y blusas con escote».

Gerardo 30 años

«Un día me esforcé mucho haciendo un retrato de nosotros por nuestro aniversario. Pensó que estaba engañándola en vez de hacer la pintura. Yo solo rompí la pintura y me solté en llanto».

Mónica 35

«Siempre me echa en cara que ando con otra persona… ¡Somos pobres! Si anduviera con otra persona no andaría partiéndome el lomo en la maquiladora».

Antonio 26

«Siempre se aprovechaba cuando estaba dormido para cambiar las memorias de nuestros celulares y ver si tenía fotos comprometedoras. Que estrés».

Andrea 20

«Tenía que ser muy cuidadosa con lo que decía. No podía decir ‘me gustaría ir al cine’ porque él me decía -‘¿Ah, quieres irte sola? ¿O piensas ir con otra persona que no sea yo?’.  Lo detesto…».

Entonces, ¿qué es lo que necesitamos hacer? Hablar con nuestra pareja puede ser una opción, hacerle entender que realmente nos lastima su comportamiento. La comunicación es la clave para una relación sana.

Muchas personas dirán lo siguiente: “tod@s son iguales”. No tod@s son iguales, hay personas que prefieren hablar y entenderse. “Es normal en la relación”. No es normal, no debes de aceptarlo. “Lo hace porque me ama”. No lo hacen por amor, lo hacen por desconfianza y baja autoestima. Aceptarlo sólo conlleva una vida llena de violencia.

Por Evelynn Lozano

Fotografía de Fidel Javier Castro

Modelos: Fabián Martínez, Michelle Bojórquez

 

DSC_8571

Foto Principal



Acerca de

Soy una persona normal, interesada por el arte y el bien común. Me pone triste la pobreza y hago lo posible por ayudar. Soy de Hermosillo y trabajo ocho horas al día en una oficina, diseñando.


'Celosos extremos. Ocho testimonios' tiene 2 comentarios

  1. mayo 16, 2016 @ 12:11 pm Fidelio

    Felicidades por este logro Evelynn, y gracias por invitarme a colaborar, que sigan los exitos. <3

    Responder


Quieres compartir tus ideas?

Tu email no será publicado

Crónica Sonora