Carta abierta a los Reyes Magos: quiero un presidente de la CEDH Sonora que sirva


Reyes Magos:

Antes que nada quiero dejarles en claro que soy ateo y no creo en su existencia, pero es tanta mi desesperación por la manera en la que se llevan a cabo las designaciones en Sonora que ahora me encomiendo al absurdo de dirigirme a ustedes para ver si así cambia un poco el sinsabor que da la vida pública en estas tierras, por lo menos en cuanto a la búsqueda del nuevo ombudsman.

Pensé en dirigirme antes al panzón de Santa Claus, pero mi aberración por la Navidad, con su consumismo e hipocresía, es mayor que cualquier otra cosa. Y además, si voy hacer el ridículo de dirigirme a seres fantásticos por lo menos que sea de forma nacionalista y no al estilo imperialista rindiendo devoción a alguien que inventó el marketing de Coca-Cola. Así que por nacionalista les hablo a ustedes Malhechor, Raspar y Vaasaltar… perdonen, es la costumbre por no verlos como la tradición manda, señores Reyes Magos Melchor, Gaspar y Baltasar.

Entrando ya en materia, estimados Reyes Magos, quiero contarles cómo han estado las cosas para que ahora esté escribiéndoles. Resulta que el 11 de diciembre de 2017, el Congreso local lanzó la convocatoria para un nuevo presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) porque el plazo para relevar al actual se vence el 3 de febrero de este nuevo y terrorífico año.  Supuestamente el 19 de enero la convocatoria cerrará y el 21 del mismo mes el Congreso publicará el listado de los postulantes.

Sin embargo, entre el ambiente grillero de Twitter comenzaron a manejar nombres y especular teorías de la conspiración por otras designaciones que hubo a lo largo de 2017. Por su parte, la Federación de Abogados del Estado de Sonora (FAES) dio a conocer una convocatoria para sacar un postulante a la presidencia de la CEDH respaldado por ellos, así como otras organizaciones de la sociedad civil.

Según la FAES, este proceso servirá como un parámetro para que quienes tengan aspiraciones las demuestren públicamente y de manera transparente. Su convocatoria se abriría el 13 de noviembre de 2017, sólo podrían participar abogados y tendría varios procesos de evaluación abierta. Según las notas que revisé sobre esto, tenían planeado contar con su candidato para el 19 de diciembre. Nunca encontré nada que diera el resultado en medios de comunicación. Solamente vi que Uniradio (sic) Noticias dio a conocer que hasta el 20 de diciembre la única persona en postularse en el Congreso local es el señor Carlos Hernández García.

A lo mejor ustedes con sus poderes de Reyes Magos pueden saber más sobre esta persona, porque yo busqué su perfil en Facebook y no lo encontré. Sé que usar las redes sociales de esta forma no es lo más profesional pero bueno, esto tampoco es para que alguien no pueda saber más detalles de quiénes son las personas que quieren ostentarse como defensores del pueblo.

Otra persona que los conspiracionistas de la banda grillera en Twitter han estado mencionando es Guillermo Noriega Esparza, fundador de Sonora Ciudadana AC y parte de la comisión seleccionadora del Consejo de Participación Ciudadana (CPC) del Sistema Estatal Anticorrupción (SEA). De hecho, sepan ustedes Reyes Magos, que seguro ya lo saben porque tienen poderes mágicos, pero pa’ que vean que les digo la neta, hace unas semanas me fui a tomar un café con él.

Me lo pidió porque días antes lo habíamos traído muy a carrilla en Twitter –no les digo, Reyes Magos, esas redes sociales no son muy profesionales pero ah cómo dan tela para cortar- con lo de que tenía intenciones y hasta tenía pactado ser el próximo ombudsman de Sonora. Sin embargo, en persona me dijo que aún no había decidido si aplicar o no; tenía que meditar muchas aristas, desde aspectos de seguridad, profesionales y hasta de su vida personal.

Creo importante abrir un paréntesis para explicar la carrilla tuitera a Guillermo. Esta se debe a su renuencia a dejar la comisión seleccionadora del CPC después de que una de las seleccionadas resultó ser militante del PRI. Muchos esperábamos su renuncia después de la de Leticia Cuesta -la ahora directora de Sonora Ciudadana- pero no fue así. Para muchos, eso se interpretó como que Guillermo le hacía un favor al gobierno estatal legitimando un proceso viciado. Desde esta interpretación, para los grillos conspiracionistas es fácil vincular lo que pasó en la selección del CPC con una supuesta aspiración de Guillermo a ser presidente de la CEDH. Sin embargo, repito, él me dijo que esa decisión aún no la toma, que la debe consultar con la almohada. Pero eso sí, aprovechó la “cafeciada” para contarme su versión de lo que pasó en esa designación y por qué tomó la decisión de quedarse en la comisión seleccionadora del CPC.

De acuerdo a la versión de Guillermo, si no se hubiera quedado dentro de la comisión seleccionadora del CPC el PRI-gobierno hubiera reiniciado el proceso para ahora sí poner a cinco miembros afines a los grupos de poder que manejan el gobierno estatal. Mantener el proceso como estaba por lo menos permitiría que un ciudadano no afín al gobierno, como el Dr. Aarón Grageda, quedara dentro. La verdad es que no tengo elementos para desmentirlo, pero sigo teniendo la sensación de que debió haber actuado como Leticia Cuesta y haber salido con ella de una comisión seleccionadora donde hubo alguien que ensució el proceso de designación.

Así lucía la Comisión de Selección del CPC del SEA el día que tomó protesta. Cuesta es la tercera de izquierda a derecha. Fotografía de Comunicación Social del Congreso de Sonora.

Volviendo con ustedes, estimados Reyes Magos, a lo mejor saben más que yo de lo siguiente porque esa gente sí cree en ustedes, en la Navidad y en el Yisus ese que van a visitar: hablo de los fanáticos de Provida. Fuerzas grilleras me dicen que se están moviendo mucho para promover un ombudsman afín a su conservadurismo e ideas religiosas.

De entrada, quiero decirles que si están de ese lado están mal. Apoyarlos es como estar del lado de la señora esa que le echa porras a Meade cantando pepepepé pepé. Sí, estoy aludiendo a la Gobernadora.  Pero más importante que el bando a tomar es la incongruencia que implica un ombudsman Provida, porque eso implica no reconocer derechos humanos (DDHH) que se han ganado ya en otros países y aquí se quieren evitar. Me refiero concretamente al aborto, que en la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Perú reconoce desde 2016 como un derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo y su futuro. Al igual que este derecho humano, las personas de ideología Provida también negarían otros derechos relacionados con el libre desarrollo de la personalidad y la no discriminación, simplemente porque van en contra de sus valores y sus buenas costumbres. Y es que seamos sinceros, Reyes Magos, el fanatismo de los Provida no les ayuda a su imagen pública porque hace que todo lo religioso se vincule con creencias rancias machistas y homófobas que los promotores de los DDHH buscamos erradicar. Así que de una vez se los digo, Reyes Magos, díganle a los del Opus Dei que dejen de cabildear por un ombudsman afín a sus fanatismos.

En resumen, queridos Reyes, porque sé que me he extendido en chismes y conspiraciones, quiero pedirles que la designación para este presidente de la CEDH no sea como la anterior. Que en cambio, esta vez sea transparente y tomando en cuenta a la sociedad civil.

De las tres opciones que menciono aquí, les digo:

De la primera no sé nada del Carlos Hernández García y ni seguro estoy de que sea la propuesta del FAES. Si lo es, por favor díganles a los del FAES que compartan la información. Y si no es su gallo, pues que digan quién es.

En el caso de Guillermo, si es que se decide por contender a la presidencia de la CEDH, creo que necesitaría contrapesos. Sin negar la buena preparación que tiene y de que sea un tipo con el que se puede cafeciar, considero que ideológicamente tiene algunas afinidades con la hegemonía local, especialmente con la empresarial, como cuando se puso a favor de la concesión del alumbrado público en Hermosillo. Para algunos, esto no jugaría mucho en su contra, pero si uno revisa las crisis de DDHH en la entidad encontrara que las más fuertes de los últimos años se han provocado por actividades empresariales que teniendo de aliados al gobierno provocan crisis sociales y ambientales donde se violentan derechos humanos. Por esta razón fue que incluso el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos visitó Sonora en 2016. En este sentido es que creo que un ombudsman sonorense con tendencias ideológicas como las de Guillermo quizá podría omitir muchos aspectos importantes de la agenda de DDHH relacionadas con las empresas.

Por último, las aspiraciones de los Provida, esas sin discusión alguna mándenlas a la chingada. De por sí lo único que funciona en la CEDH es el trabajo de María Luisa Alatorre en favor de la no discriminación hacia la comunidad LGBTTTIQ, si llega alguien Provida estos avances se perderían y sería un gran retroceso en lo que ya se ha avanzado.

Así pues, estimado Reyes Magos, aquí están mis deseos que sé no cumplirán porque no existen. Pero como les digo, ya estoy desesperado por la estupidez colectiva y lo nefasta que es la vida pública, así como lo mal que vamos en la protección de derechos humanos en Sonora.

Texto y fotografía por Hermes D. Ceniceros




Acerca de

Doctor en Didáctica de la lengua y la literatura en contextos plurilingües y multiculturales por la Universidad de Barcelona. Comunicador freelance que colabora, desde su fundación, en el proyecto de construcción de paz Nuestra Aparenta Rendición, así como en Proyecto Puente.


'Carta abierta a los Reyes Magos: quiero un presidente de la CEDH Sonora que sirva' has no comments

Sé el primero en comentar!

Quieres compartir tus ideas?

Tu email no será publicado

Crónica Sonora