«Brincó, se atrincheró y lo mataron»


La noche de anoche la muerte sorprendió a los vecinos del fraccionamiento Alegranza, ubicado al poniente profundo de Hermosillo: bulevard Camino del Seri casi esquina con bulevard Antonio Quiroga.

 

A decir de un vecino, entrevistado por este tecleador, sucedió que «un tipo se brincó la barda, se atrincheró en esa casa y lo mataron». El lugar estaba atestado de patrullas de la PEI (Policía Estatal Investigadora), desde el Camino del Seri hasta la puerta del fraccionamiento. Volví con el vecino:

 

-¿Se escucharon los balazos?

 

-¡Yo iba llegando! Pasé la pluma -en el carro, en referencia a la caseta de seguridad- y vi dos peis apuntando hacia allá (la casa-refugio). De repente empezó la balacera y no’mbre, ¡a correr todo mundo!

 

Un par de chavorrucos, en cuclillas, comentaban animados que era el primer «muertito» en Alegranza, que adiós a los días apacibles (no lo dijeron exactamente así) y que mañana -hoy- aparecería la nota en Bandas y Bandidos. Luego, una señora entrada en años -y en carnes también- me vio cara de periodista y se acercó:

 

-Sabe qué, oiga, diga que aquí, en esta colonia, en diciembre los vecinos le pedimos y le pedimos a la constructora (Derex) que levantara un metro más la barda, precisamente para que no pasaran cosas como estas, sobre todo porque atrás tenemos una colonia de malvivientes, pero no nos hicieron caso y ahí están las consecuencias.

 

Al escuchar su dicho, los encuclillados se pusieron de pie y atropellándose el uno al otro comentaron:

 

– Es cierto, mi compa, yo estaba en esa reunión en la que se acordó exigirle a la constructora lo de la barda y nunca nos peló.

 

– Mañana verás que sí levantan el metrito que le pedimos.

 

Será el sereno, lo cierto es que en la visión de estos vecinos un metrito ya costó un muertito.

 

Fuera de estos aspavientos, la zona presentaba un silencio de velorio. Si usted observa la foto, apreciado lector, podrá imaginar los rostros perturbados de los vecinos. La muerte es la muerte, pensé, así sea la de un malandro o la de un simple desconocido.

 

Texto y fotografía por Benjamín Alonso

 

IMG_3933



Acerca de

Premio Nacional de Periodismo 2007. Director de Crónica Sonora. Contacto: kiktev@gmail.com


'«Brincó, se atrincheró y lo mataron»' has no comments

Sé el primero en comentar!

Quieres compartir tus ideas?

Tu email no será publicado

Crónica Sonora