“Somos un chingo y seremos más”. Mi primera marcha gay en Hermosillo


Teo Cedeño -flamante estreno en CS- hizo mancuerna con Pepé Enríquez


Hermosillo, Sonora.-

Son poco más de las 6 de la tarde. El sol cae como sólo lo hace en esta ciudad. Pero hoy es distinto. Hoy, sábado nueve de junio de 2018, se conmemora el día del orgullo LGBTTTIQ en un lugar que se aferra a las tradiciones familiares. Hoy, aquí, se abre la posibilidad de manifestar nuestros gustos y preferencias junto a otros cientos de personas, formar parte de una “comunidad” y ser parte de una minoría que ya no lo es tanto. Y esta comunidad, como muchas otras, solo necesita amor, valor y libertad. Bienvenidos.

De repente las avenidas de Hermosillo se ven invadidas por tráilers con bocinas que tocan música de banda, cumbias de Selena y música electrónica que se alternan con consignas festivas y de inconformidad social. El ambiente, a pesar del reclamo social, no se satura, y surgen listones de papel multicolores simbolizando las banderas gay, lésbica, hasta de “bears”. La gente baila y canta encima de los carros en marcha, y los que van  a pie se contagian de los ritmos de la música y de esa necesidad frenética de expresión que inunda el momento.

A los lados del desfile multicolor, los peatones toman fotos y videos, algunos automovilistas tocan el claxon y alentan a los manifestantes a agitar los ánimos, los listones, banderas y banderines. Aquí hay de todo: niñas, niños, gays, lesbianas, drag queens, trans, heteros y curiosos que se deciden a formar parte de este contingente.

Después de transitar por los bulevares Kino y Rodríguez, y de darle la vuelta completa a la Unison, los manifestantes nos agrupamos en las escalinatas del teatro Emiliana de Zubeldía. Aquí es cuando da inicio el show que incluye sketches de comedia, concurso de pasarela, show drag de Lupita D’Alessio y la presentación de las reinas de este año.

“¡¿Cuántos somos?!”, pregunta la drag king en su atuendo de Tattoo al micrófono. “¡Un chingo!”, grita alguien desde las escalinatas. Y así es, somos un chingo y cada año seremos más.

Por Teo Cedeño

Fotografía de María José Enríquez

 



Acerca de

Oriundo de Monterrey con ascendencia veracruzana. Neuropsicólogo, profesor en la Universidad Kino de Hermosillo.


'“Somos un chingo y seremos más”. Mi primera marcha gay en Hermosillo' has no comments

Sé el primero en comentar!

Quieres compartir tus ideas?

Tu email no será publicado

Crónica Sonora