El señor que me catafixió a Benito Juárez


Hermosillo, Sonora.-

Frente al histórico Panteón Yañez de Hermosillo, está una llantera a la que siempre voy para echarle aire a los neumáticos de mi automóvil, se trata de la llantera Bringas, una llantera de gran historia familiar, pues atienden lo mismo el padre, la madre y el hijo, es decir es un negocio meramente tradicional en la ciudad.

De pronto observo a lo lejos un busto de Benito Juárez, y le digo al señor Bringas: 

-¿Por qué no me lo vende?

-No te lo voy a vender, te lo voy a dar por aquella llanta que me dejaste a consignación hace algunos meses, yo soy un hombre honesto como Juárez, y sé que te debía lo de la llanta que vendí hace ya algún tiempo.

En eso recordé al presidente Andrés Manuel López Obrador cuando participó de manera virtual en una Asamblea de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), donde dijo: “FUE TAN IMPORTANTE SU PROCEDER Y SU FAMA QUE BENITO MUSSOLINI LLEVA ESE NOMBRE PORQUE SU PAPÁ QUISO QUE SE LLAMARA COMO BENITO JUAREZ”; se refirió a la época de la Reforma, donde el país realizó grandes cambios en su estructura. López Obrador siempre ha considerado a Benito Juárez como el mejor presidente que ha habido en nuestra historia.

Pero la declaración sobre Mussolini generó críticas y ganó controversias por traer a la conversación a uno de los líderes que causó graves afectaciones a la humanidad que junto con Adolf Hitler y el imperio Japonés formaron el Eje que pelearía contra los Aliados en la Segunda Guerra Mundial.

Así es que le pregunté al señor Bringas por su admiración hacia Juárez, y respondió lo siguiente:

-“La figura de Juárez como para mi persona, como para todo el pueblo mexicano debe de ser un bastón muy grande para reconocer lo que este personaje fue en la historia de México, y pues hay que sentirnos orgullosos de que fue un ejemplo mundial para muchos líderes, y por allí supe yo, de un buen comentario, de que fue muy amigo de Abraham Lincoln y eso a mí me enorgullece como mexicano, y como aprecio yo la historia y a estos personajes, el pueblo de México se siente igual de orgulloso que yo”.

-¿Y qué opina de lo que dijo el presidente López Obrador de que a Mussolini, le pusieron así por Benito Juárez?

-Yo creo que el papá de Benito Mussolini, tuvo mucho razón de haber escogido ese nombre porque Benito Juárez fue un personaje que fue ejemplo a nivel mundial, pienso yo que eso contribuyó mucho para la elección del papá de Benito Mussolini.

-¿Y fue correcto decirlo ante la Organización de Naciones Unidas?

– Yo creo que sí porque es un beneficio para que mucha gente sepa que ese personaje Benito Juárez, va a quedar en la historia por siempre en futuras generaciones.

-¿Y entonces por qué me lo vendió?

-Bueno, me agradó mucho la idea de que usted como cliente de mi tallercito, Servicio llantero Bringas, y sabiendo que usted colecciona todo tipo de personajes de la historia, pues sé que va en buenas manos, y eso me agradó mucho.

-¿Algo que usted quiera agregar?

-Pues que el pueblo de México debe de entender que los personajes que nos antecedieron lucharon por causas nobles para el beneficio de las generaciones venideras.

Salí de ahí con un espíritu nacionalista de gran énfasis patriota, le puse su tapabocas a Juárez por aquello de la pandemia y no se me vaya a enfermar, -así como lo hizo el H. Ayuntamiento de Hermosillo con la estatuas de la ciudad-  pero al llegar a mi casa entré en una crisis existencial: ¿DONDE PONDRÉ A JUÁREZ?…….

FIN



Acerca de

Cipriano Durazo Robles es Licenciado en Periodismo por la Universidad Kino y Presidente de la Sociedad Amigos del Museo de Historia de la Universidad de Sonora. Articulista de radio y medios digitales. Se desempeña como dictaminador sanitario de la Publicidad en COESPRISSON (Comisión Estatal de Protección Contra Riesgos Sanitarios del estado de Sonora).


'El señor que me catafixió a Benito Juárez' tiene 4 comentarios

  1. octubre 6, 2020 @ 8:23 am Kikka Senon

    Qué amena anecdota Don Cipriano, usted encontrando siempre personajes por la Ciudad

    Responder

  2. octubre 6, 2020 @ 10:54 pm María Esther Argain Ballesteros

    Muy simpática su anécdota, muchas gracias por este ameno momeento

    Responder


Quieres compartir tus ideas?

Tu email no será publicado

Crónica Sonora