El “contacto” de Cervantes con la Nueva España


Miguel de Cervantes Saavedra nunca pisó suelo americano, a pesar de que en mayo de 1590 el autor del célebre Don Quijote de la Mancha solicitó al rey de España, Felipe II, le otorgara un cargo en América, entre ellos, uno que estaba vacante en la Nueva España, que era la “contaduría del nuevo reyno de Granada”, que comprende lo que hoy es Jalisco, mismo que le fue negado.

En su solicitud, don Miguel también mencionó otros cargos que estaban vacantes: como la «gobernación de la provincia de Soconusco en Guatimala», el de «contador de la galeras de Cartagena» y el de «corregidor de la ciudad de la Paz», concluyendo que «con qualquiera de estos officios que V. M. le haga merced, la resçiuirá, porque es hombre auil y suffiçiente y benemérito para que V. M.le haga merced». El 6 de junio, el doctor Núñez Morquecho, relator del Consejo de Indias, inserta al margen del documento una negativa expresada en los siguientes términos: «Busque por acá en que se le haga merced». (1)

Sin embargo, nuevos datos parecen revelar que en 1581 Cervantes tuvo un “contacto” con un personaje de la Nueva España en Portugal de nombre Rodrigo de Vivero y Aberruza, un noble originario de la Nueva España, mientras ambos formaban parte de las tropas españolas que invadieron ese reino en 1580.

The defeat of the Spanish Armada became the foundation myth of the English nation

En este punto hay que dar algunos antecedentes. Hasta el año de 1575, Cervantes se desempeñó profesionalmente en los ejércitos españoles destacados en Nápoles, Siciliay Cerdeña, que formaban parte del imperio español.

Durante varios años formó parte de las tropas que operaron en el Mediterráneo protegiendo los dominios españoles de los turcos. Como es ampliamente sabido combatió en la célebre batalla de Lepanto, contra las tropas turcas que fueron derrotadas.

El 18 de junio de 1575 se le concedió a Cervantes licencia para volver a España. Sin embargo, durante su regreso fue secuestrado en las costas de Francia por corsarios árabes cerca de las costas francesas en el Mediterráneo.

Cinco años después, en 1580, fue liberado mediante el pago de un rescate y regresó a España.

Volviendo a nuestro tema original, a pesar de ser héroe de guerra, don Miguel de Cervantes no obtuvo el empleo que buscaba para sostener a su familia que pasaba por dificultades económicas, ante lo que se vio obligado a reingresar al ejército. En ese momento su hermano Rodrigo se desempeñaba en el ejército español que invadió Portugal, por lo que Cervantes se le unió.

Las tropas españolas estaban bajo el mando de personajes políticos y militares que ya conocía y bajo cuya dirección combatió en el Mediterráneo, como Sancho Dávila, y en particular, Lope de Fonseca, quien fue uno de sus jefes en la Batalla de Lepanto. (2)

De acuerdo al historiador mexicano Gerardo Díaz, el noble novohispano Rodrigo de Vivero y Aberruza también participó en la invasión de Portugal, al lado del Duque de Alba, quien era el jefe de los ejércitos españoles. (3)

Vivero nació en Nueva España, de padres españoles. A los 12 años  sus padres lo enviaron a la corte real de Madrid para que se relacionara con los altos niveles de la corte. Entre los cargos que ocupó estuvo el de paje de la reina Ana de Austria, esposa de Felipe II, por lo que no es descabellado suponer que era una persona muy bien relacionada. (4)

Lo mismo puede decirse de Cervantes, ya que todo indica que en  Portugal formó parte del cuerpo de veteranos de las guerras del Mediterráneo y Flandes que comandaba Lope de Figueroa, quien fue su jefe en el Mediterráneo, lo mismo que don Álvaro de Bazán, “el mayor marino de su siglo”, quien comandó parte de las escuadras navales españolas en el Mediterráneo y que ahora lo hacía en Portugal en defensa de las islas Azores, que era un punto clave en el paso de las flotas españolas procedentes de las Indias orientales y de América. (5)

La familia  de Rodrigo Vivero ocupaba una posición social y política destacada en la Nueva España. Su padre, Rodrigo Vivero de Velasco, era sobrino del virrey de la Nueva España, Luis de Velasco y Castilla, y su madre, Melchora de Aberruza, era viuda de un conquistador español que acompañó a Cortés, que en retribución a ello le fue otorgada la rica encomienda de Tecamachalco, en Puebla. (6)

Testamento de Vivero y Aberruza, disponible en línea

Las coincidencias que hemos encontrado entre la estancia de Miguel de Cervantesy Rodrigo de Vivero, en Portugal, nos permiten conjeturar que ambos se conocieron durante su estancia en ese país. Al momento de escribir este artículo, no tenemos noticia de que otro novohispano destacado estuviera con las tropas españolas en Portugal en ese período.

De ser como decimos, Cervantes se familiarizó con la situación de la Nueva España a través de su “contacto”, Rodrigo de Vivero. Probablemente de esa relación nacieron sus deseos de encontrar un empleo redituable en América que le permitiera vivir en paz, como él mismo lo expresó en su solicitud al rey Felipe II.

Por supuesto que Cervantes ya tenía conocimiento de lo que acontecía en el Nuevo Mundo, tanto por su estancia en Sevilla, en su juventud, que era el puerto del que partían las flotas hacia el Nuevo Mundo, como por el trabajo que desempeñó como empleado del recaudador de rentas y abasto de la flota española de Indias en la zona de Andalucía (1588).

Imagen del puente de Triana, en Sevilla (Andalucía). Enclave estratégico del trasiego con las Indias durante los siglos XVI y XVII

De acuerdo al documentado biógrafo de Cervantes, Martín Fernández de Navarrete, el autor de Don Quijote pasó un grato periodo de su vida en Portugal, país al que elogió de diversas formas, lo que de acuerdo al biógrafo se puede constatar en la novela de Cervantes, La Galatea, la primera que escribió. (7)

Por su parte, el historiador mexicano Gerardo Díaz afirma que durante la campaña de Portugal, Vivero se percató de que su “condición de criollo le impedía progresar en esas tierras de arraigadas tradiciones sociales, por lo que decide regresar a América”. (9)

A Cervantes le ocurrió una desilusión similar. A pesar de que se destacó por su valentía y arrojo en la célebre Batalla de Lepanto, de la que salió seriamente herido y discapacitado del brazo izquierdo, así como por los años que formó parte de las tropas españolas en Italia, no obtuvo de parte de la corona española un empleo que le permitiera vivir decorosamente y en paz como deseaba, por lo que buscó un puesto en América.

América, escribió Cervantes, es el “remedio a que otros muchos perdidos en aquella ciudad (Sevilla) se acogen, que es el pasarse a las Indias, refugio y amparo de los desesperados de España”.

Debemos tomar en cuenta que en 1590 Cervantes aún no había publicado nada. Su primera novela vio la luz después de su paso por Portugal, pero sólo alcanzó la fama como tal cuando se publicó Don Quijote de la Mancha, en diciembre de 1605, con un rápido éxito, pues en 1606 ya estaba siendo distribuida no sólo en España sino en Francia y algunos otros países, inclusive en el Nuevo Mundo.

Gracias al Quijote, Cervantes logró obtener fama e ingresos económicos que le permitieron sortear las dificultades por las que atravesaba, lo cual no posible emigrando al continente americano, trabajando en lo que hoy es México, como era su deseo.

Por Héctor Apolinar Iribe

Notas

Nota 1: Ver, Vida de Miguel de Cervantes Saavedra, de Martín Fernández de Navarrete, págs.. 16-18.Http://users.ipfw.edu/jehle/CERVANTE/othertxts/Suarez_Figaredo_Vida_Cvtes_Navarrete.pdf

Nota 2:  Ídem, pág. 20

Nota 3: “Vida, obra y hazañas de Rodrigo de Vivero y Aberruza”, en la revista Relatos e historias de México, año VI, número 72, pág. 39

Nota 4: ídem.

Nota 5: Vida de Miguel… págs. 54-57

Nota 6: “Vida, obra y”… op. cit.

Nota 7: Vida de Miguel… págs. 57-59

Nota 8: Ídem, pág. 39

TPG108073 Portrait of Miguel de Cervantes y Saavedra (1547-1615) by Jauregui y Aguilar, Juan de (c.1566-1641); Private Collection; Spanish, out of copyright



Acerca de

Nació en Ciudad Obregón. Periodista, escritor, exfuncionario público y exactivista. Ha ocupado diversos cargos: Director general de Educación Media Superior y Superior de la Secretaría de Educación y Cultura (Sonora), Coordinador de los campus La Paz y Los Cabos, Baja California, de la Universidad de Tijuana. Excolaborador de Lupa Ciudadana, Letras Libres, VanguardiaInfo.com y Dossier Político.


'El “contacto” de Cervantes con la Nueva España' has no comments

Sé el primero en comentar!

Quieres compartir tus ideas?

Tu email no será publicado

Crónica Sonora