Aviso a Durazo: el problema de Sonora no es la seguridad


Hermosillo, Sonora.-

Si como todo indica, Alfonso Durazo Montaño, es el candidato del Partido MORENA, para la elección de gobernador de Sonora, y si, como todo indica, MORENA gana la elección, como lo muestran la mayoría de las encuestas, Durazo se encontrará con un estado socialmente y económicamente rezagado.

En cierta forma se encontrará con un “estado ficción”, porque se ha querido dar la idea de que Sonora es un estado pujante, comparable a los “tigres  del bajío”, a Jalisco o a Nuevo León. Y, desafortunadamente, no es así.

El ex secretario de seguridad pública encontrará un estado con un alto índice de consumo de drogas en las ciudades, y con presencia de grupos de narcotraficantes que controlan parte de la sierra y con actividades en ciudades fronterizas con Estados Unidos.

Pero, sobre todo, con una sociedad desprotegida y rezagada ante los avances que experimentan otras regiones del centro del país y de estados vecinos como Baja California y Chihuahua, que se han adelantado en fuerza económica.

Un dato es revelador. De acuerdo al informe de 2019 de la organización, “México, cómo vamos”, en el capítulo de “Acceso a conocimientos básicos”, Sonora se encuentra ubicada en el lugar 27 entre las 32 entidades federativas. Un dato que es verdaderamente alarmante, pues a pesar de lo que se invierte en el sistema educativo, éste falla al no proveer de los conocimientos básicos suficientes a la población, dejándola en un estado de vulnerabilidad.

Ese dato nos muestra que Sonora no es la potencia floreciente que se dice, pues, en la actualidad, el conocimiento se considera el factor más importante y valioso con el que puede contar una sociedad para su progreso y sustentabilidad, por ello se afirma extensamente de que vivimos en la Sociedad de Conocimiento. 

En ese plano, Sonora es un estado con pobreza de conocimientos.

Lo anterior se debe, en buena medida, a que el sector educativo se  encuentra desarticulado, carece de objetivos claros y está plagado de esfuerzos frustrados.

Por ejemplo. De acuerdo al mismo informe, la matrícula en educación primaria es del 91.15, que es un índice alto, sin embargo, Sonora ocupa la posición número 30 entre los 32 estados de la república.

En secundaria la matrícula alcana el 82.71, ocupando el lugar 23 en el escalafón nacional.

Sin embargo, en la cobertura de educación superior, Sonora apenas alcanza el 34.70 por ciento de la población.

Por otro parte, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), informa que:

El 49.8 de la población tiene la educación básica terminada.

El 24.8 finalizó la educación media superior. (Preparatoria)

El 21.9 concluyó la educación superior. (Estudios de licenciatura) (2)

En esta situación encontrará a la población sonorense, Alfonso Durazo.

Por lo anterior afirmamos que no es la seguridad pública el principal problema de Sonora, como algunos afirman alarmados.

Es la llamada “cuestión social” la más importante donde se encuentra el origen de problemas como la delincuencia y el rezago económico.

Se debe sumar a esto que nuestra entidad tiene un 40.30 de su población trabajando en la informalidad económica. En ese sector hay quienes ganan mucho y otros, la mayoría, que ganan poco, lo suficiente para mediovivir.

¿Cómo lograr que ese amplio sector de la población laboral eleve su capacidad productora y mejore su condición educativa y económica?

Si Durazo es electo gobernador, deberá resolver esa ecuación que los últimos gobiernos no han sabido entender, por eso el problema se ha agudizado.

Sin embargo, podría ayudarle a ello, revisar a fondo los resultados de los programas sociales que ha puesto en marcha el presidente López Obrador, que llegan a más de 400,000 mil personas entre ellos estudiantes de todos los niveles y a jóvenes que ni trabajan ni estudian pero que se capacitan en empresas.

Del éxito de esos programas dependerá parte de lo que pueda hacer un gobierno de Durazo en Sonora ya que en ese 40 por ciento de los sonorenses que trabajan en la economía informal se encuentran los albañiles, herreros, mecánicos, plomeros, carpinteros, electricistas, pintores, jardineros, ayudantes en las labores del hogar, vendedores ambulantes, entre otros, que mantienen en funcionamiento amplios sectores de la sociedad.

Por lo que  basarse en esos programas para ir más adelante y transformar la base de la sociedad sonorense, abriéndole nuevas perspectivas y caminos, es un futuro posible.

No es una tarea sencilla para nadie, menos para aquellos gobernantes, mujeres u hombres, que no se prepararon o preocuparon para atacarlos e impulsar soluciones.

Nota 1: 

https://mexicocomovamos.mx/md-multimedia/1573769824-680.png

Nota 2:

http://cuentame.inegi.org.mx/monografias/informacion/son/poblacion/educacion.aspx



Acerca de

Nació en Ciudad Obregón. Periodista, escritor, exfuncionario público y exactivista. Ha ocupado diversos cargos: Director general de Educación Media Superior y Superior de la Secretaría de Educación y Cultura (Sonora), Coordinador de los campus La Paz y Los Cabos, Baja California, de la Universidad de Tijuana. Excolaborador de Lupa Ciudadana, Letras Libres, VanguardiaInfo.com y Dossier Político.


'Aviso a Durazo: el problema de Sonora no es la seguridad' tiene 2 comentarios

  1. octubre 31, 2020 @ 4:11 pm centineladelagora

    Ufale!…en seguridad estámos a toda madre. ¿Por qué no se va un viernes a las 6 de la tarde, por Magdalena, pasando por Tubutama rumbo a Caborca,? o eres un lambiscón o eres un idiota

    Responder


Quieres compartir tus ideas?

Tu email no será publicado

Crónica Sonora