Etiquetas Fernando Peñuelas

0

El Hombre Paloma

El hombre paloma agitaba su cabeza y aleteaba los brazos. ―¡Miren mis alas, soy un ave! Nadie supo y nadie sabe de dónde vino aquel palomo, sólo que un día apareció intentando volar, dando saltos aquí y allá, cantando y picoteando entre la hierba de la plaza, tapizada de azaleas y orquídeas como una corona…

Crónica Sonora