Yo también soy una mala feminista


ya tenemos la cerveza local #ocotillo en barril y media, ven y disfruta con nosotros en esta noche de jueves.

Posted by Los Portales. on Thursday, September 21, 2017


Camille Paglia, the famous feminist writer, said I set women back by objectifying myself sexually. So I thought: “Oh, if you’re a feminist, you don’t have sexuality, you deny it”. So I said: “Fuck it. I’m a different kind of feminist. I’m a bad feminist”.

Madonna

Yo también soy una mala feminista porque creo que SÍ somos mujeres privilegiadas aquellas que tenemos acceso a la educación, al arte, a la cultura; acceso a los recursos económicos o de cualquier índole que nos permite desarrollarnos como seres humanos y como individuos plenos.

Soy mala feminista porque no culpo de mis decisiones a todos aquellos aspectos que se salen de mi control, ni uso mi condición de mujer para ponerme a mí misma en ventaja en relación a un hombre. Porque al creer que merecemos los mismos privilegios me enfrento ante ellos cara a cara, frente a frente, de igual a igual, sin hacer nunca uso de nuestras femeninas desventajas históricas para inclinar la balanza a mi favor. Porque creo que al hacer esto, yo misma me estaría posicionando en el espacio histórico que me ubica por debajo de él.

Soy mala feminista porque estoy renuente a deformar el lenguaje en pro de hacerlo “incluyente”, porque creo que el lenguaje tal cual es no tiene ideología y en cambio tiene una riqueza tal, que te brinda todas las herramientas para expresar tu ideología con él sin necesidad de modificarlo un ápice. Será, tal vez, porque yo me he construido a mí misma a través de él, que por eso odio verlo mutilado y despedazado.

Soy mala feminista porque reconozco que hombres y mujeres NO somos iguales, porque mediante la autocrítica y el autoconocimiento observo en mí misma muchas de aquellas características por las que me he ganado frases como “vieja tenías que ser”. No me ofenden más, las escucho y las porto con orgullo. Hombres y mujeres no somos iguales, por eso no le entro con ellos a los chingazos, pero un hombre inteligente sabe que no debe meterse conmigo en el intrincado recurso dialectico de la artimaña. ¿O creen que es mentira aquello de “nunca le vas a ganar una discusión a una mujer”? Si así lo creen, piénsenlo otra vez.

También soy mala feminista por intentar sostener un diálogo crítico y abierto sobre el tema con las buenas feministas. Pienso que mi lucha es en esa dirección porque odio ver cómo abonan tanto en contra de su propia causa. Odio ver cómo las mujeres privilegiadas siguen abriendo más y más la brecha de la inequidad, mientras que las mujeres de limitados recursos -todo tipo de recursos- la sufren diariamente. Hablan de visibilizar una problemática, pero a las mujeres que no tienen opciones no podría importarles menos que se visibilice un problema en Hollywood, a una distancia, tanto física como ideológica, insalvable. Una lucha llevada a cabo por mujeres con recursos que prefieren echar mano de su condición de mujer para ganar su batalla, esta batalla librada por mujeres privilegiadas contra hombres privilegiados ocurriendo en otro mundo y que está respondiendo a otros intereses.

Soy mala feminista porque no me importa ser sexualizada ni cosificada. Si es por un desconocido no me afecta mientras no me toque; y si no lo es, yo decido donde está el límite, es de hecho, uno de mis privilegios mujeriles. En ambos casos todo cae dentro del espectro del consentimiento.

Soy mala feminista porque hay contextos y circunstancias en los que no encuentro ofensivo que un hombre me diga puta, porque, de nuevo, la ideología no está en el lenguaje. Sé disociar el significado del significante.

Soy mala feminista porque no creo que debamos censurar la ficción y el arte en función de hacerlos siempre cómodos a todas las audiencias.

Soy mala feminista porque creo que debemos combatir las causas de la inequidad y no los síntomas.

Soy mala feminista porque entiendo y asumo el grado de responsabilidad que tengo y que tenemos como mujeres en perpetuar nuestras condiciones y circunstancias.

Soy mala feminista porque yo no me atrevería a pedirle, mucho menos exigirle a nadie, que cuestione sus privilegios si no he hecho el ejercicio de cuestionar los míos primero. No vamos a lograr la equidad hasta que todos los privilegios y las obligaciones se pongan en la mesa y se negocien.

Soy mala feminista porque creo que TODOS somos producto de nuestra crianza y de la construcción social en la que vivimos. Argumento mediante el cual las buenas feministas redimen a las mujeres y condenan a los hombres.

Soy mala feminista porque creo que tenemos la obligación moral de no pagar con la misma moneda, ya que la congruencia debe ser el camino por el que debemos conducirnos para alcanzar nuestro preciado objetivo de la equidad. No debemos olvidar que el que combate monstruos corre el riesgo de convertirse en uno.

Soy mala feminista porque creo que el patriarcado no existe y que lo que vivimos es un matriarcado machista. Soy mala feminista porque yo no quiero acallar las voces machistas, al contrario, quiero tener bien ubicado de dónde provienen, porque lo que no se observa, no se controla.

Soy mala feminista porque creo que hay buenas feministas y malas feministas.

Soy tan mala feminista que les soy incómoda y molesta a las buenas feministas. Tan incómoda y tan molesta que no hay sororidad que valga. Tan incómoda y tan molesta, que me tiran con su machote de discurso prefabricado, ese que cuando lo escuchas parece que proviene de una sola boca. Tachan mis argumentos de machistas, me dicen que tengo tan interiorizada y normalizada la violencia en contra de la mujer que ya no la noto. La noto, en verdad la noto. Ejercida por más frentes de los que se imaginan, de formas que ni se imaginan, en espacios que ni se imaginan. La noto.

Por Natalie Navallez

Autorretrato de la autora 


Etiquetas: , ,


Acerca de

Egresada de la Licenciatura en Letras Hispánicas por la Universidad de Sonora. No tiene cuenta en Facebook pero sí en Gmail: natalie.navallezy@gmail.com


'Yo también soy una mala feminista' tiene 15 comentarios

  1. noviembre 22, 2017 @ 9:34 am Marcela Gonzalez Tapia

    Exacto…muy buen concepto…yo también
    ” soy mala feminista…”…
    Digno de analizar esos puntos por los que luchan las ” buenas feministas…”…
    Y por supuesto que no somos iguales…y mucho meeeenos me agarraría a chingazos con un hombre tampoco yo…es mas no lo necesito…😊
    MUY BUEN DOCUMENTO…
    Le ” temo” más y son mas perversas las mismas mujeres con más ” privilegios ” contra las menos afortunadas …

    Responder

    • noviembre 22, 2017 @ 1:52 pm Natalie Navallez

      “Le ” temo” más y son mas perversas las mismas mujeres con más ” privilegios ” contra las menos afortunadas”
      Hijole!! que tan cierto. Yo también. Me ando con más cuidado que cuando me enfrento a un macho.
      (Dejando en entendido que, ni todas las mujeres son radicales, ni todos los hombres son machos)

      Responder

  2. noviembre 22, 2017 @ 2:55 pm Alejandra Landavazo

    Sí, eres mala feminista.
    Por que no te tomaste ni la molestia de estudiar el feminismo antes de escribir sobre ello.

    Responder

    • noviembre 22, 2017 @ 4:57 pm Natalie Navallez

      Este es, de entre todos los argumentos de las buenas feministas, mi favorito!
      Es tal la incapacidad para el dialogo que sólo pueden atribuir el desacuerdo a la ignorancia.
      Les hago siempre, a todas, la misma invitación. Es hora de entrarle a leer otras cosas.Ya no van a encontrar más que auto-complacencia en seguir leyendo sobre el feminismo, Sólo en la observación de los puntos de vista diferentes se desarrolla el juicio crítico.

      Responder

  3. noviembre 23, 2017 @ 11:45 am OMAR-IVAN URQUIJO

    ¿Puedo ser yo un mal feminista?
    Siempre he creído que con un adecuado diálogo y empatía, no resulta tan malo puntualizar las diferencias entre las personas; al contrario, nos expone de una manera en donde la vulnerabilidad nos puede unir, siempre y cuando sea ese el objetivo. Pienso que soy mal feminista por que creo que la lucha debe de ser encaminada a que hombres y mujeres avancen y se desarrollen juntos, y no en exponer diferencias y argumentos que solo conllevan a su separación.
    Que dicha leerte…

    Responder

    • noviembre 23, 2017 @ 1:44 pm Natalie Navallez

      OMG! Hagamos de esto una causa. Estaría orgullosa de acuñar el término mal feminista, porque he notado que en los tiempos que corren hay mujeres y hombres renuentes a decir “soy feminista” y siento que es porque es una causa donde no pueden encontrar una identificación de ideales. El término y el movimiento están secuestrados por grupos radicales, al grado de olvidar en que consiste realmente como ideología. “Soy feminista” ya no significa busco equidad, ya no significa quiero igualdad de condiciones y oportunidades, ya no significa hagamos esto juntos. Por eso me apropie del concepto mala feminista, no renuncio a la ideología, renuncio a la causa separatista. Sigamos creando diálogos, muchas gracias por tu comentario

      Responder

  4. noviembre 23, 2017 @ 1:16 pm Paco

    Aplausos.

    Responder

  5. noviembre 23, 2017 @ 1:44 pm Natalie Navallez

    Hombre! Muchas gracias =)

    Responder

  6. noviembre 23, 2017 @ 2:36 pm América López

    De acuerdo con los puntos, que son de pensarse en serio… sin victimización.
    te siento muy picuda en las publicaciones, recia, pero en tus respuestas a los comentarios
    se te nota que sí te interesan profundamente los temas de los que hablas.
    tú muy bien.

    Responder

    • noviembre 24, 2017 @ 11:17 am Natalie Navallez

      Me leíste muy bien el precio =)
      Soy muy picuda en términos generales y me gusta darle a mis publicaciones ese énfasis porque las necesito contundentes. Sin embargo, como bien señalas, tengo interés genuino en las causas que abandero y por eso el dialogo lo mantengo -lo mejor que puedo- ecuánime. Muchas gracias por leer y por tu participación. Saludos

      Responder

  7. noviembre 29, 2017 @ 7:26 pm Ana Karen

    Entonces, ¿soy una mala vegetariana porque como carne? :$$$$$$

    Responder

    • noviembre 30, 2017 @ 1:01 pm Natalie Navallez

      No lo sé ¿Lo eres?
      Que tal si escribes tu manifiesto sobre tu propio punto de vista alrededor de tu vegetarianismo unificado y perfecto y lo descubres. Estoy segura de que si esta bien redactado Crónica Sonora no se negaría a publicarlo también

      Responder

      • noviembre 30, 2017 @ 3:23 pm Benjamín Alonso

        ¿¿Un manifiesto vegetariano??Perdón, ¿vegetarianista?
        Puede ser, puede ser.
        Saludos y salud
        Atte el editor

        Responder


Quieres compartir tus ideas?

Tu email no será publicado

Crónica Sonora