«Traigo lo Asúnsolo a todo lo que da». Entrevista a Chave Nieves Asúnsulo



Ey, no seas codo, apoya el periodismo local

Banamex 5204 1652 3610 0099


Hermosillo, Sonora.-

María Isabel “Chave” Nieves Asúnsolo , una mujer entrañable que conocí hace algunos años aquí en Hermosillo, de la cual siempre me ha llamado la atención por su aire artístico, y su espontaneidad para hablar, y un día, sin  ton ni son, le pregunto:

– ¿Qué eres de los Asúnsolo de Durango que tanto hicieron por la cultura de este país? 

Sin yo estar muy seguro de que mi cuestionamiento haya sido el adecuado me responde:

-Son mi familia.

No lo podía creer estaba con una sobrina del gran escultor Ignacio Asúnsolo, que hiciera ese hermoso monumento a la madre en la calle Gándara entre Michoacán y Tabasco de la ciudad capital de Sonora, y además también familiar de María Asúnsolo, mecenas de artistas, y de la legendaria actriz de Hollywood y del cine nacional: Dolores del Río.

Cuando quieras pasa a mi casa para enseñarte mi árbol genealógico y mostrarte fotos familiares.

No tardé mucho en llegar a su casa de la Colonia Pitic, cuando ya estaba en el recibidor un par de fotografías de añejo sabor familiar, algunos grabados de Mario Moreno Zazueta q.e.p. d,  y un fino sabor al arte que brindan un par de lienzos de la dueña de la casa y unas porcelanas capodimonte que pertenecieron a su madre, quien a su vez era  prima hermana de nuestra legendaria figura de cine de este país.

-¿Cómo se llamaba tu mamá?.

-Mi mamá se llamaba Carmen Guillermina Asúnsolo Vázquez, prima hermana de Dolores del Río, Ignacio Asúnsolo, y María Asúnsolo, la gran musa de los pintores de este país.  El papá de todos ellos era hermano del papá de mi mamá.

-¿Cómo llegaron los Asúnsolo a Sonora?.

-Primero llegaron a Chihuahua, y de Chihuahua se fueron a Durango, con la Revolución, salieron huyendo y una parte vinieron aquí a Nogales y Nuevo México, ahí anduvieron. En Nogales se quedó el tío Pepe Asúnsolo que era tío de mi mamá . En Nuevo México, anduvieron huyendo cuando estaban chicas, porque andaban huyendo de la Revolución y luego se quedaron en Nogales en un Hotel que todavía sigue se llama el Hotel San Carlos que era del tío Pepe Asúnsolo, que se lo heredó a tío Eduardo y a la familia y ahí se quedaron viviendo en Nogales, porque se murió el papá de mi mamá que era Juan Manuel Asúnsolo.

-¿Ya no quedan muchos Asúnsolo en este país verdad?.

-Quedan bien poquitos, la mayoría en la Ciudad de México y en Durango y unos pocos en Chihuahua, pero muy poquitos, muy desbalagados, bien difícil dar con ellos, y ya muy terceras y cuartas generaciones. En la Ciudad de México es donde más quedan todavía, quedan ya primos cuartos, quintos pero todavía sigue el Asúnsolo.

-¿Y que se hablaba en tu casa de tus tíos artistas?

-Dolores del Río siempre fue un ídolo en mi casa, a María Asúnsolo la redescubrí ya de grande, pero Dolores del Río e Ignacio Asúnsolo eran unos personajes en mi casa, la tía Dolores se llamaba en realidad Dolores Asúnsolo López Negrete, pero al casarse con el tío Martínez del Río,  ahí se cambió el nombre.  Ellos eran como decía mi madre “gente de bien”, y eran personajes, mi mamá trataba mucho a mi tía Dolores la actriz, pero se nos ocultaba un poco la imagen de la tía María Asúnsolo, porque mi mamá decía: “Que se había adelantado a su generación”, mi papá por ejemplo decía que era una mujer de cascos ligeros y mi mamá le decía que no, que era una mujer que le había tocado estar en otro contexto, que se adelantó a su época y por eso la juzgaban mal, porque era muy libre, era bohemia, estaba en la crema innata de la intelectualidad, y siempre  dio de que hablar en la familia por que David Alfaro Siqueiros estuvo siempre muy enamorado de ella y de hecho tuvieron un affaire.

-¿Qué has visto de tu tía en El Museo Nacional de Arte en el MUNAL?.

-Pues un cuadro que le hizo Siqueiros bajando de unas escaleras, pero lo que tú no sabes es que el MUNAL tiene una biblioteca, un poco reservada pero con libros incunables, y ahí están archivos de mi tío Ignacio Asúnsolo el escultor, esos datos poco lo saben eh.

“Mi tía María Asúnsolo apoyó a muchos artistas, ayudaba a que salieran adelante, mi mamá decía que sus primos tenían una personalidad muy arrolladora, que no podías estar con ellos sin entender lo que es personalidad, cuando estaba con su prima Dolores sentía un aire imponente, su porte, su figura todo. Mi mamá no llegó a conocer a María pero si llegó tratar mucho a Dolores del Río, estuvo algunas veces en su casa de la Ciudad de México y en Cuernavaca,  y también con el tío Ignacio el escultor, del cual hay algunas obras aquí en Hermosillo.  Cuando le hicieron un homenaje por el monumento a la madre de la Ciudad de México, fueron todos los parientes, y entre ellos mi madre, porque mi mamá les seguía la huella a sus parientes toda la vida, eran muy unidos”.

-¿Tú no crees que tu gusto por la pintura lo traes en la sangre?

-Si de hecho mi padre me dice, tú debes de poner en tus lienzos  tu segundo apellido: el Asúnsolo, para que vean tus raíces, y que en mis cuadros en lugar de Nieves, les ponga Asúnsolo, y que van a llamar más la atención no por lo que pinte, si no por la firma, aunque a mí lo que me gusta es el arte, la actuación, la lectura, todo ya lo traigo en la sangre.

-¿Y has hecho casting para alguna película?

-Cuando trabajaba en el gobierno siempre quise ser artista, es en serio eh, inclusive cuando estaba chica hice casting para XETU con René Casados, pero no me dejaban estar en ese medio en mi casa, ni asistir a la Casa de la Cultura, pero ya grande si me tocó hacer casting para una película de Diego Luna, no pasé pero hice el casting. A  mí me gusta la farándula, me dicen haz una obra y la hago, en oratoria siempre saqué los primeros lugares, traigo lo Asúnsolo a todo lo que da.

-Es decir ¿Tu mamá compartía un abuelo con Dolores del Río?

-Si claro, al bisabuelo Eduardo Asúnsolo. En Sonora nomás quedan  tres primos en Nogales, y en Hermosillo somos cinco Asúnsolos los que quedamos, y la gran mayoría son como unos quince en la Ciudad de México,y en Chihuahua y Durango quedan poquitos como aquí en Hermosillo.

“Mis tíos después de ser porfiristas se mimetizaron con el zapatismo, si tu vas a Chapultepec, vas a ver muchos monumentos dedicados a generales de apellido Asúnsolo, y tu vas a Chapultepec y vas a ver infinidad de personajes Asúnsolo, andaban con los zapatistas para sobrevivir a la Revolución”.

“Mi tía María Asúnsolo me llama más la atención que Dolores del Río, se me hace un personaje muy libre, muy peculiar, como aparte la amaban, hay algo que me fascina de ella es su libertad, un día el famoso escritor venezolano Rómulo Gallegos le suplico que fuera a los estudios para que le hiciera una prueba a fin  de saber si su ingreso al cine mexicano podría volverse un hecho, muchos en la prensa creían que por ser prima de Dolores facilitaría su ascenso al cine, pero en  este punto la tía María le contesto al entrevistador Raúl Orta: Desde luego para mí sería una satisfacción éxitos elogiables en el cine y sería un absurdo que desdeñara una oferta que me permitiese lograrlo pero contra estos futurismos envidiables se yerguen dos obstáculos inmensos, primero que yo nunca he actuado tanto en el teatro como en el cine, y segundo que hay ciertas personas que no pueden fracasar y yo soy una de ellas”.

-¿Alguna frase de tu tía María Asúnsolo que te llame más la atención?.

-“Yo  no sé si el hombre sea superior a la mujer, es muy posible que así sea pero lo exacto es que él lo cree de esta suerte y cuando uno es poderoso no resulta encantador inclinarse sobre los demás. A veces pienso que las mujeres modernas hemos efectuado un pésimo negocio, nos iba mucho mejor cuando dependíamos enteramente del hombre, a éste le gusta mucho más ofrecer que compartir”.

¿Con que te quedas de lo vivido por tus tíos?.

-En casa de mi tía María Asúnsolo siempre había un plato para algún artista que no pudiese comer, les daba techo, comida, les vendía sus obras. Ella iba a Lecumberri a visitar a presos políticos, una vez iba por la calle y alguien la tomó por la pierna, y había sido un preso que ya había salido, y le dijo: “tú fuiste quien me alegro mis días ahí”, y cuando se murió escribieron los principales periódicos: “A muerto un ángel”.

-¿Cómo era tu mamá?

-Mi mamá era un poco elitista, muy seria, no le gustaba que la gente se riera a carcajadas, eso era muy vulgar para ella, no le gustaba que la gente se bronceara, no le gustaba que sus nietos se asolearan para no parecer morenos, no era sangrona, pero le costaba trabajo bajarle pues, ese rollo de la vieja alcurnia duranguense de las “buenas costumbres”, y nos ponían a estudiar piano porque las niñas bien aprenden a estudiar piano, era muy de antes, era como la exquisitez de su prima Dolores, en cambio la otra hermana de  mi mamá , Magdalena Asúnsolo era todo lo contrario, era desbaratada, alegre, era bailadora, sabía de todo, le encantaba cantar, le gustaba la fiesta como su prima María Asúnsolo, en cambio mi madre era muy exclusiva, muy seria. El tío Eduardo era un gran cinéfilo tenía mucho estilo, ellos tenían un porte de “Que si no subes, María Isabel, no bajes. Primero muerta”.  Así eran, les tocó la Revolución, les toco el tener y no tener pues, mi madre era porfirista, pero una parte de mi familia se hicieron  zapatistas, por mimetizarse con los nuevos tiempos.

ASÍ TERMINA ESTA ENTREVISTA CON ESTA MUJER ENTRAÑABLE QUE LO MISMO ES PINTORA, QUE EMPRESARIA Y AMA DE CASA, Y CON LA CUAL ME REENCONTRÉ GRACIAS A MI AMIGO EDUARDO VELEZ,  A QUIEN LE ESTOY MUY AGRADECIDO POR CONTACTARME NUEVAMENTE CON MARIA ISABEL “la Chave” NIEVES ASÚNSOLO.

FIN

Texto y fotografía por Cipriano Durazo Robles



Acerca de

Cipriano Durazo Robles es Licenciado en Periodismo por la Universidad Kino y Presidente de la Sociedad Amigos del Museo de Historia de la Universidad de Sonora. Articulista de radio y medios digitales. Se desempeña como dictaminador sanitario de la Publicidad en COESPRISSON (Comisión Estatal de Protección Contra Riesgos Sanitarios del estado de Sonora).


'«Traigo lo Asúnsolo a todo lo que da». Entrevista a Chave Nieves Asúnsulo' tiene 11 comentarios

  1. julio 3, 2019 @ 9:05 am Gloria Del Yaqui

    Me encanta esta entrevista. Y más esa Vitalidad de Maria Isabel Asúnsolo, Descrita por el Mtro. Cipriano Durazo. Cuánta gente linda Cerca de nosotros…!

    Responder

    • julio 3, 2019 @ 9:45 am Cipriano Durazo Robles.

      ASÍ ES MI ESTIMADA ESCRITORA Y AMIGA GLORIA DEL YAQUI, EN MÉXICO HAY GENTE VALIOSA COMO TU Y COMO EL ESCRITOR PEPE TERÁN.

      Responder

    • julio 4, 2019 @ 1:48 am María Esther Argain Ballesteros

      Interesante la entrevista aunque yo no conozco los personajes que se mencionan excepto Dolores del Rio

      Responder

      • julio 4, 2019 @ 8:17 am Cipriano Durazo Robles.

        MARIA ESTHER ARGAIN BALLESTEROS, le voy a recomendar que lea a la académica francesa Fabienne Bradu que ha escrito sobre María Asúnsolo, sus libros son económicos porque los edita el FONDO DE CULTURA ECONÓMICA, además puede leer los textos que han escrito Ignacio Lagarda Lagarda sobre los monumentos que dejó Ignacio Asúnsolo en Sonora, así como los escritos de Carlos Moncada, sobre el tema.

        Responder

  2. julio 3, 2019 @ 9:21 am Yoly Nuñez

    Gracias por estas historias y redacción, me trasladan a tiempos de antaño, no vividas, pero experimentadas a través de mi amiga…. siempre ha demostrado su esencia artística pero hoy todo su árbol genealógico vibro al ser recordado. Felicidades mad de esto cipriano

    Responder

  3. julio 3, 2019 @ 10:56 am Josefina Limon

    Excelente “personaje” así dice Chave cuando se refiere a “x” persona, ella es muy humana, noble y divertida. Toda una Sonorense , “si señor”. muy buena entrevista Cipriano , Felicidades.

    Responder


Quieres compartir tus ideas?

Tu email no será publicado

Crónica Sonora